Sin importar el género ni el formato, actualmente el cine mexicano es un gran escaparate del talento nacional. Así lo muestran directores y actores cuya creatividad y trayectoria rompen fronteras, demostrando que lo que se hace con pasión, esfuerzo e ingenio, está bien hecho.

Directo al éxito

Y es imposible hablar de este tema sin mencionar al trío de directores conocidos como Los Tres Amigos, quienes han puesto muy en alto el nombre de México gracias a su visión única e irrepetible.

Da mucho orgullo recordar que recientemente Guillermo del Toro se convirtió en el primer mexicano en alzar la estatuilla por el León de Oro en la prestigiada Mostra de Venecia por su cinta The Shape of Water. Sin embargo, no ha sido la única presea que ha recibido: por el Laberinto del Fauno obtuvo un Goya por el Mejor guión, un BAFTA por la Mejor película de habla no inglesa y su segundo Ariel (después de Cronos en 1993) por la mejor dirección en 2007. 

Alfonso Cuarón también forma parte de los mexicanos que han triunfado en el Séptimo Arte, ya que en 2014 se convirtió en el primer director mexicano en ser acreedor a una estatuilla del Oscar por Gravity, filme que también resultó ganador del Globo de Oro ese mismo año.

A esta selecta lista se suma Alejandro González Iñárritu, quien puede presumir de ser un doble ganador del Oscar: la primera vez por Birdman (filme en el que Emmanuel Lubezki obtuvo un Oscar por mejor fotografía), y la segunda, por The Revenant. Sin duda ambas muestran el ingenio #ALaMexicana que posee ‘El Negro’.

Pasión por actuar

En cuanto a actores mexicanos se refiere, Gael García Bernal se posiciona como uno de los más distinguidos. Tras comenzar con el pie derecho su carrera en la industria cinematográfica con Amores Perros (dirigida por el mismo Iñárritu) y catapultarse a la fama, ha tenido una vasta oferta de trabajos que lo ha llenado de reconocimientos. Entre ellos, el Globo de Oro por su actuación en la serie Mozart in the jungle y el Premio de La Herencia Hispana por ser defensor y ejemplo de la comunidad latina que aboga por los derechos de los migrantes.

Por otro lado, la siempre bella Salma Hayek rompió esquemas al ser la primera mujer mexicana en conseguir una nominación al Oscar en la categoría de Mejor actriz en 2003 por el filme Frida. La acompaña la actriz Adriana Barraza, quien también recibió una nominación por mejor actriz secundaria en Babel.

Talentos emergentes

También hay lugar para las nuevas promesas del cine mexicano: Jonás Cuarón, hijo de Alfonso Cuarón,  y quien dirigió Desierto, así como Amat Escalante, director, productor y guionista quien obtuvo un Ariel por Heli. En el terreno de la actuación, destaca el trabajo de Adriana Paz (ganadora de dos Arieles por Hilda y La Caridad) y Adrián Ladrón quien se llevó a casa un Ariel este año por La 4ta Compañía.

Es así que gracias a eventos como el Festival Internacional de Cine de Morelia, estas figuras pueden compartir su talento con el público, haciéndonos cómplices de su creatividad sin límites y de esa pasión por hacer las cosas con un sello distintivo.

Sin duda alguna, el cine mexicano, al igual que Sidral Mundet, refleja la pasión, el esfuerzo y el ingenio #AlaMexicana que, desde su trinchera, ha despertado interés en diferentes partes del mundo y difunde la riqueza de la cultura nacional.