Cada Día de Muertos, en Pomuch, Campeche, los muertos salen -literalmente- de sus tumbas y pasan varias horas con sus familiares vivos. Claro que son estos últimos los que abren las criptas, sacan sus huesos 💀 y los limpian. Todo para hacerles un homenaje y convivir con ellos durante algunos días.

Este ancestral ritual maya -que pasa de una generación a otra- es único en el mundo y no se limita solo a los días 1 y 2 de noviembre, sino que dura aproximadamente un mes. 😱 Durante este tiempo se exponen los restos de los muertos al aire libre en una urna y se les platica lo que ha ocurrido desde la última reunión.

¡Las charlas son extensas! ¿Se imaginan contar a alguien todos los chismes de un año? La boca seguro quedaría seca luego de un par de horas, por lo que el sabor de Ciel Exprim Jamaica puede servir para mantener la plática por más tiempo. Claro que, como es tradición, habría que ofrecerle al difunto 👻 alguna de las bebidas que le gustaban en vida, ¿tal vez una Coca-Cola Original o una Fresca?

¿Quién iba a decir que la Industria Mexicana de Coca-Cola nos brindaría opciones para compartir con nuestros seres queridos (aunque ya no estén físicamente con nosotros)?

Aún queda mucho por saber de los rituales de Día de Muertos y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.