Estos fenómenos metereológicos son verdaderamente poderosos y generan grandes cantidades de electricidad. Tanto que, según la National Oceanic & Atmospheric Administration (NOAA), un huracán de tamaño promedio (categoría 3 o 4) puede producir 200 veces la cantidad de luz que se obtiene en todo el mundo mientras la tempestad está presente.

¿Se imaginan todo lo que podríamos hacer con esa cantidad de electricidad? Tendríamos suficiente energía para iluminar hogares, oficinas y todos nuestros gadgets. El problema es capturar y almacenar todos esos rayos que se producen a causa del proceso de condensación del agua.

Claro que aunque logremos aprovechar la electricidad que se genere en estos meteoros, necesitamos evitar que ésta se desperdicie. Y en la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos poniendo de nuestra parte para que esto ocurra. Sólo en 2016, ahorramos 60,118,579 kWh (energía suficiente para que 4,461 casas tengan luz por un año) y lo conseguimos usando refrigeradores que usan CO2 como refrigerante (lo que los hace más eficientes).

No cabe duda que aún queda mucho por saber de los huracanes y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.