¿A poco no sabías que la cantidad de huesos que tienes se reduce al crecer? Bueno, aunque no lo creas, contamos con un esqueleto más segmentado cuando nos encontramos en el primer año de vida.

Esto es porque mientras nos desarrollamos en el vientre, los 350 huesos necesitan flexibilidad extra por aquello del espacio y, bueno, porque nos permite llegar al mundo de una manera más fácil. 👶

Una vez hemos nacido, y conforme el cuerpo se desarrolla, algunos de nuestros huesos y cartílagos se van fusionando y comprimiendo para dar resistencia al esqueleto que ahora cuenta con solo 200 piezas.👱‍♀

Ahora, para ayudar a tener huesos fuertes hay que hacer ejercicio y consumir productos con calcio, lo puedes encontrar en diferentes productos lácteos como nuestras opciones de Santa Clara (leches y yogurts). ¡Sí, también los elaboramos nosotros!

¡Aún queda mucho por saber de la vida y de la Industria Mexicana de Coca-Cola!