En el siglo XIX, el secreto de los tiros con efecto, las carambolas y la eliminación del malestar estomacal estaba en las tizas de los billares. Gracias a ellas, miles de personas en la historia compartieron muchos momentos jugando pool y aliviando su indigestión.

Esto porque uno de los componentes clave de estos cuadritos, que evitan que el taco resbale al entrar en contacto con las bolas 🎱 , era el carbonato de calcio. Ingrediente esencial en la mayoría de los antiácidos de la actualidad. Entonces, era común que luego de cada tiro, le dieran una pequeña mordida a la tiza. 😖

Menos mal en la actualidad tenemos otras opciones para reducir nuestra indigestión. 🤓 Ahora, para dar un poco de frescura y descanso a tu estómago, puedes disfrutar de un Fuze Tea Té Verde Mango Manzanilla y después seguir jugando billar. No se te ocurra probar la tiza, ya solo son de arcilla y yeso, ¿o te imaginas mordiendo un gis?

No cabe duda que aún queda mucho por saber del billar y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.