Por su versatilidad y fácil preparación, el sushi le ha dado la vuelta al mundo, adaptándose a los gustos de la gente de cada país. Ahora, ¿te has puesto a pensar cómo surgió la idea de este platillo? ¿Sabes cómo es que se combinó el arroz con pescado crudo -u otros ingredientes- para hacer del resultado una comida completa?

Todo comenzó en China en el año 200 A.C., cuando se cubría el pescado crudo con arroz para conservarlo por más tiempo. Sí, esta práctica era una manera de preservar este alimento por más tiempo a través del proceso de fermentación, ello le añadía un sabor especial a la preparación. Claro que se solía desechar el arroz cuando llegaba la hora de comer.

Este método de se extendió por todo China y en el Siglo VII D.C. llegó a Japón, país consumidor de pescado por excelencia. Este alimento no faltaba en la cocina de las familias, pero fue entonces que se comenzó a dar un fenómeno curioso: empezaron a ingerir el arroz.

A partir del Siglo XVII se comenzó a disfrutar de un sabor nuevo y mucho más fresco, pues Matsumoto Yoshiichi, de Japón, sazonó el arroz con vinagre al realizar el preparado, lo que les permitió comer el sushi de inmediato. Ya no fue necesario esperar a que el pescado fermentara para que adquiriera un mejor sabor. Sí, él sería el padre del platillo como lo conocemos.

Del Oriente para el mundo

Una de las primeras transformaciones que vivió el sushi estuvo a cargo del cocinero japonés Hanaya Yohei, que hizo un cambio en la presentación: en lugar de que el pescado tuviera arroz alrededor, decidió hacer una bolita de arroz y ponerle encima la carne marinada cruda (es lo que hoy conocemos como ‘nigiri’).

Eso fue por el siglo 19, cuando el sushi era visto como una especie de comida rápida, que se preparaba en puestitos de la calle y se compraban como un alimento para el camino. Ahí todavía no era del todo conocido en Japón. Fue hasta que ocurrió un gran terremoto en la región de Kanto (1923) que se volvió popular, ya que muchísimas personas, al perder sus casas y negocios, se fueron a vivir a Tokio y tuvieron la oportunidad de conocer este preparado.

Tras la Segunda Guerra Mundial, los puestitos de sushi desaparecieron por una cuestión sanitaria. Los expertos en hacer este platillo se trasladaron a espacios interiores para que se diera un nuevo paso evolutivo. El preparado dejó de ser un tentempié que ayudaba a matar el hambre y se convirtió en una nueva experiencia gastronómica.

Una fusión nutritiva

El sushi ha llegado hasta todos los rincones del planeta, y se ha “tropicalizado” para gustar a los paladares de cada país. En Occidente, de inmediato le agregamos queso y en México hasta chiles toreados, lo que lo ha convertido en un manjar nutritivo que se adapta a todos los gustos.

El Día Internacional del Sushi (18 de junio) fue una propuesta de Chris DeMay, administrador de una cuenta de Facebook, llamada Sushi. Los promotores de este platillo alrededor del mundo le dieron su apoyo y desde 2009 lo festejamos con un delicioso rollo.

Así que es un buen momento para que disfrutes de un estilo de vida saludable saboreando la preparación más te guste y acompañándolo de una deliciosa Coca-Cola Sin Azúcar, que en su etiqueta hace honor a este alimento. ¡Buen provecho!