Un par de maestros culinarios están buscando posicionar a Coca-Cola como el complemento perfecto de cualquier platillo -desde los antojos callejeros, hasta los tradicionales, pasando por las entradas artesanales-. Los chefs Aarón Sánchez y Roblé Ali, consideran que es posible hacer un maridaje perfecto entre nuestro icónico sabor y la experiencia moderna en torno a la comida.

Esta campaña ‘Acompáñalo con una Coca-Cola’ busca fusionar el amor de nuestros fans con la experiencia de comer en la actualidad, la cual nos lleva desde los salones de comida, hasta los food trucks.

Todo comienza con un comercial de televisión que tiene look de documental, mismo que se transmite en inglés y español. En ‘Feudos de Comida: Platillos Latinos’, el chef Sánchez y algunos propietarios de restaurantes sobre ruedas, bloggers gastronómicos y amantes de la comida en general expresan sus ideas sobre cómo es la mejor manera de preparar platillos de origen latino para luego ser acompañado con una deliciosa Coca-Cola fría.


El comercial da la bienvenida a la gente a cocinas bulliciosas, comedores en los restaurantes, locales legendarios y comidas caseras, la idea es mostrar la diversidad de recetas y sus presentaciones.  

“Tiene mucho que ver con mis experiencias de vida, pero también con mis vivencias en la cocina”, comenta el chef Aarón. “Encarna todo lo que he hecho profesional y personalmente. Y Coca-Cola es lo que ha unido ambos mundos de una manera hermosa”.

La relación de los comensales con la comida está experimentando un renacimiento, según comenta Jeanine Lewis, directora de marca de Coca-Cola para Norte América. “Y una de las principales razones por las que las generaciones más jóvenes se apasionan tanto con los platillos es porque están experimentando una conexión social realmente genuina”, explicó.

La mitad de los millennials se describen como amantes de la comida, se dicen apasionados de las recetas y constantemente expresan sus opiniones sobre las preparaciones a través de las redes sociales.

“Y aunque puede haber algunos desacuerdos sobre cuál es el mejor platillo, todos están de acuerdo en una cosa: Coca-Cola va bien con tus comidas”, añade Lewis.

 

Le preguntamos a ambos chefs, ¿por qué piensan que el sabor icónico de Coca-Cola combina con tantas comidas? Y Aarón fue el primero en contestar: “No puedes tener una bebida con sabor débil, quedaría opacada por la comida, o viceversa. Desde mi punto de vista, Coca-Cola tiene la textura y el retrogusto perfecto. No domina lo que comes, pero despierta todo. Va bien con cualquier plato”.

Por su parte, Roblé comentó que es un gran aclarador del paladar. “Es dulce y tal vez ligeramente amarga. Equilibra los grandes sabores y puede mantener su propio gusto frente a cualquier alimento. Es como un extraordinario rapero usando un gran ritmo”. Además, considera que la dulzura y la efervescencia de las burbujas es como bautizar la boca con cada sorbo.

No cabe duda que Coca-Cola es una bebida con una gran versatilidad, pues combina con prácticamente cualquier platillo. Así que siéntate a la mesa y siente el sabor con nuestro refrescante sabor.