Un beso, esa acción de crear contacto con otra persona a través de los labios, también tiene su día mundial ¡y se celebra el 6 de julio!

Los hay de varios tipos: amistosos, románticos, apasionados y hasta tiernos. Lo curioso es que este popular acto tiene respuestas químicas en nuestro cerebro. ¡Conócelas en estos 5 datos que te impresionarán!

  1. Las personas que besan más, viven más: esto es porque todo lo que hay a su alrededor es percibido de manera positiva; es decir, el apoyo emocional, la compañía y ayuda. Jesús de la Gándara, psiquiatra del Hospital Universitario de Burgos, detalla que durante el beso se libera feniletilamina, sustancia que produce el cerebro y estimula la sensación de placer. Es por ello que las primeras experiencias en la adolescencia son más intensas y apasionadas.
  2. De igual manera, la psicoterapeuta e investigadora, Natalie Engelbrecht, enfatiza que durante un beso apasionado se mueven hasta 34 músculos faciales y se queman cerca de 26 calorías por minuto.
  3. Al besar se activan más de 100 mil millones de células nerviosas que mandan información al cerebro, liberando dopamina, oxitocina y serotonina, produciendo placer, sensación de euforia y comportamiento adictivo. Cabe destacar que mientras se besa los niveles de serotonina presentes en el cerebro son elevados, es por eso que el recuerdo de la experiencia dura años.
  4. Con los besos se puede saber si una persona es compatible románticamente. Pruebas de investigadores de la Universidad de Oxford, con Rafael Wlodarski y Robin Dunbar a la cabeza, comprueban lo que se ha sabido desde hace muchas generaciones, el contacto a través de los labios puede dar indicios de cómo será la relación largo plazo y, por otro lado, se notó que la frecuencia es importante para sentir satisfacción a lo largo del tiempo.
  5. Con los besos se aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que podría promover un estado físico saludable. Además de que con la saliva se estaría ayudando a prevenir la caries dental.

Como ves, besar nos llena de satisfacción, además de que nos puede aportar algunos beneficios que no imaginábamos. De hecho, nuestra icónica botella contour fue protagonista de momentos donde sus labios de cristal y los de las cálidas bocas de Marilyn Monroe, Elvis Presley y Ray Charles se unieron en la campaña Kissed by.

Cada uno de esos besos tuvo un muy refrescante sabor, no nos cabe duda.

¿Cómo ha sido tu experiencia con los besos?