Todos tenemos la idea de que a los gatos hay que darles leche para consentirlos, pues lo hemos visto en innumerables escenas de películas y series de televisión; pero hay un pequeño problema, ¡la mayoría de los felinos son intolerantes a la lactosa! 🙀

Como algunas personas, estos mininos no producen las enzimas que les permiten digerir la proteínas de la leche, por lo que, después de beber un poco, presentan malestares estomacales por 8 o hasta 12 horas. 😿

Evítale molestias y sirve a tu gato un poco de agua fresca. Claro que si a ti te encanta la leche -y eres intolerante-, puedes beber un vaso de Santa Clara Deslactosada. Así, tu gato estará hidratado y tú podrás remojar tus galletas sin problema. Ahora, si te hace sentir mal que él no pueda consumir lácteos, tómate una Ciel para estar a mano.

Al fin ambos productos forman parte del portafolio de la Industria Mexicana de Coca-Cola, que ofrece casi 70 opciones para elegir la que mejor va con tu estilo de vida.

Definitivamente queda mucho por saber de los gatos y de la Industria Mexicana de Coca-Cola.