Cuando Coca-Cola decidió discontinuar sus clásicos cajones de color rojo en Finlandia, la compañía contactó a la Universidad Aalto para ofrecerlos a sus estudiantes de arte y diseño con el fin de que los transformaran en algo nuevo y hermoso.

Los estudiantes examinaron el material en su curso de Diseño Experimental, donde se les puso el reto de transformar objetos considerados como desecho en objetos deseables. En lugar de ver desperdicio, los alumnos encontraron en el plástico un material valioso que podía ser usado de nuevo.

En el curso de 7 semanas, los estudiantes crearon una colección de muestras de materiales usando diversas herramientas y tecnologías. Algunos derritieron el plástico, otros lo martillaron, convirtiendo las cajas en material suave como la tela.


Luego de esta fase, los alumnos usaron las muestras para crear nuevos objetos. De esta forma fabricaron pantallas de lámpara, cestas de fruta, ropa, entre otros objetos decorativos y prácticos.



La profesora encargada de impartir la clases de Diseño Experimental, Anna Van der Lei, comentó que se sorprendió por la oportunidad: “nuestros cursos han estado colaborando con empresas, pero esta fue la primera vez que tuvimos total libertad para trabajar con el material. Ese fue un factor clave que influyó en el éxito del curso y se aprecia claramente en los resultados”.

La clase contó con estudiantes de 13 nacionalidades, provenientes de Noruega, Rusia, Líbano, México, Portugal, Estados Unidos, Irán, Colombia, Japón, Dinamarca, Corea del Sur, Taiwán y Finlandia.

Los trabajos finales fueron expuestos durante la Semana del Diseño de Helsinki el pasado mes de septiembre. Las experiencias y aprendizajes del curso fueron compiladas en un libro electrónico, que también tuvo una versión impresa cuyas tapas están hechas del material plástico de las cajas de botella.

 

 

La profesora Van der Lei resalta la importancia de actividades como esta recordando que “el uso de materiales es un área clave en la que se necesitan con urgencia innovaciones. En este proyecto, los estudiantes que representan diferentes temas obtienen un sentido de colaboración empresarial y las empresas obtienen ideas sobre lo que es posible lograr”.