Ya se siente el calor del verano, pero, ¿sabes por qué se eleva la temperatura durante esta estación? Monserrat Villar, investigadora del Centro de Astrobiología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, explica que esto se debe a que la Tierra se encuentra más cerca del Sol en su viaje anual alrededor del astro, lo que hace que sus rayos lleguen de forma más directa e intensa durante el día.

Y dependiendo de las condiciones climáticas en nuestra atmósfera, el calor puede llegar a ser agobiante. Así que para que disfrutes de cada uno de tus días, refréscate con estos 11 consejos:

  1. Mantente bien hidratado: Bebe suficientes líquidos durante el día, así podrás mantenerte alerta y activo aunque haga mucho calor. ¡Checa nuestra guía de hidratación!

  2. Usa ropa ligera: Esto ayuda a que el ambiente evapore el sudor, de manera que te mantendrás seco y fresco. Ahora, si pasaras tiempo bajo el sol, considera usar prendas holgadas que te protejan de los rayos solares.

  3. Visita un parque: Los lugares con árboles y plantas retienen la humedad de la zona, pues evitan que los rayos del sol la evapore, por lo que los parques y bosques son espacios frescos por excelencia.

  4. Come un poco de picante, bebe un té o un café calientes: no es casualidad que en las regiones calurosas lo hagan, pues la opción que elijas hará que sudes un poco y que sientas menos calor al reducir la diferencia entre la temperatura ambiente y la de tu cuerpo.

  5. Mete la almohada al refri unos minutos: Mantener frescos los puntos de pulsión de tu cabeza te ayudará a conciliar el sueño en las noches veraniegas.

  6. ¡Lánzate a la alberca! Los fines de semana son ideales para reunirse con los amigos y pasar un momento refrescante realizando actividades acuáticas.

  7. Recuéstate en el piso de tu casa: puedes poner un tapete de Yoga o no, tú eliges. Aunque no lo creas, es el punto más alejado de las corrientes de aire caliente -que se mueven más cerca del techo-.

  8. Apaga aparatos electrónicos y luces en casa: algunos de estos podrían hacer que la temperatura al interior de tu hogar se eleve.

  9. ¡Destapa una deliciosa Coca-Cola fría! No olvides compartir con tus amigos y familiares, pues así los momentos de frescura serán aún más especiales.

  10. Opta por alimentos frescos: Una opción para mantenerte fresco es comer platillos que contienen mucha agua, como ensaladas y cocteles de fruta.

  11. Haz que el aire circule: Si estás en casa o en la oficina, abre las ventanas para que se generen corrientes y los espacios se mantengan frescos. Si tienes un ventilador, ¡aprovéchalo!

¡Vive un verano refrescante y en todo su esplendor!