Los mexicanos nunca nos quedamos quietos y siempre estamos buscando oportunidades que nos hagan crecer. Por eso, constantemente emprendemos nuevos proyectos #ALaMexicana: trabajando en lo que nos apasiona con empeño, dedicación y constancia para lograr nuestros sueños. ¡Descubre cómo puedes hacerlo tú también, si estás por iniciar un negocio por tu cuenta!

1. Haz siempre lo que te gusta

Piensa que el proyecto al que estás a punto de darle vida depende totalmente de ti para crecer. Seguramente hay algo que te apasiona hacer y que puedes explotar al máximo para convertirlo en algo productivo. Trabajar en lo que no te gusta, tarde o temprano te desmotivará.

2. Desafíate a ti mismo

A veces dudamos de nosotros y preferimos quedarnos en nuestra zona de confort, pero cuando nos arriesgamos a emprender nos damos cuenta de que en realidad, sí somos capaces de lograr grandes cosas y cumplir nuevos retos.

3. Ten una visión clara

Delimitar tus metas hará que dibujes más fácilmente el camino para llegar a ellas y orientes tus decisiones en cuanto a las estrategias a implementar. Pregúntate: ¿Qué quieres lograr?, ¿Cómo vas a hacerlo?, ¿Qué necesitas para cumplir ese objetivo?

4. Conviértete en un líder

Mantén la comunicación con tu equipo de trabajo, conoce sus habilidades, las funciones que cada uno desempeña, reconoce su talento y motívalos a poner todo su empeño en lo que hacen.

5. No trabajes solo

Construye lazos sólidos con tus compañeros para que todos contribuyan a la ejecución de las tareas y a proponer nuevas estrategias que aumenten la funcionalidad del proyecto. Recuerda que: “dos cabezas piensan mejor que una”.

6. Traslada tus ideas a acciones

¿Cuántas veces pensamos en que esto funcionaría mejor de tal manera, pero nunca lo llevamos a la práctica? Como bien dicen: “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” y convierte tus ideas en hechos reales a través de un plan de acción en el cual incluyas todo lo que necesitas para que funcione.

7. Rodéate de especialistas

Crear una red de asesores o mentores que te aconsejen es un punto clave cuando te vuelves un emprendedor. Aceptar ayuda de los demás, y sobre todo de personas que tienen experiencia en los temas de tu interés, nutrirá esa semilla que poco a poco dará grandes frutos.

8. Sé paciente

Los grandes éxitos toman su tiempo y no suelen llegar de la noche a la mañana, por eso, es primordial que no te desesperes si no ves resultados inmediatos. Enfócate en construir bases sólidas para que cuando ese triunfo que tanto esperas toque a tu puerta, no se desplome y sea algo efímero.

9. Capacítate constantemente

Quizás lo que hace cinco años era garantía de éxito, hoy ya no lo es, por lo que es esencial que frecuentemente tú y tu equipo sigan preparándose en cuanto a las tendencias que demanda el mercado, observen lo que hacen sus competidores y aprendan nuevas dinámicas de trabajo para no estancarse en un mismo sitio.

10. Aprende de los errores

El temor a equivocarnos puede frenar nuestro camino hacia la victoria porque nos negamos a intentar diferentes estrategias. No olvides que de los fracasos siempre vas a aprender algo que te permitirá encontrar otras rutas para cumplir tus propósitos.

Es tu turno de convertirte en un emprendedor y demostrar que hacer las cosas #ALaMexicana es sinónimo de lo bien hecho, con esfuerzo, creatividad y pasión, tal como lo hacemos en Sidral Mundet, lo cual nos hace sentir orgullosos día a día de nuestro trabajo.