Los consumidores de Coca-Cola han evolucionado, sus preferencias se han diversificado, la tecnología y la forma en que compramos está cambiando y por ese motivo, la Compañía también mira hacia el futuro bajo una nueva visión.

James Quincey, CEO de The Coca-Cola Company, desde el 1 de mayo se centra en impulsar el crecimiento de una oferta de productos que vayan de acuerdo a los estilos de vida de los consumidores. Y ese es, precisamente, el gran reto, pues se buscará que como nunca antes, se ofrezcan más opciones bajas en calorías y sin azúcar.

Esta acción es tan solo el principio. La compañía también está aumentando la disponibilidad de porciones más pequeñas como una opción que aliente a las personas a disfruta una bebida de la compañía, al mismo tiempo que controlan su consumo de azúcar.

En sus propias palabras: “The Coca-Cola Company apoya las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para mantener los azúcares añadidos por debajo del 10 por ciento de la ingesta calórica diaria”.

La experiencia de Quincey dentro de Coca-Cola es legendaria. Cuando fue nombrado Presidente y Director de Operaciones de The Coca-Cola Company, en agosto de 2015, puso en marcha una estructura operativa internacional para lograr que la compañía fuera más eficiente y efectiva a nivel local.

Antes de este papel, Quincey fue Presidente del Grupo Europa de The Coca-Cola Company y bajo su liderazgo se tuvo al equipo operativo más rentable de la compañía. De 2008 a 2012 fue presidente de la NWEN, logrando un sinnúmero de éxitos consecutivos.

Y para quienes no lo sabían, de 2005 a 2008, Quincey fue Presidente de la División de México. Durante su permanencia en nuestro país, creció la marca Coca-Cola y amplió la cartera de la compañía. Además, fue pieza clave en la adquisición de Jugos Del Valle, una de las 20 marcas con más ventas en 16 países.

Y al parecer, durante su administración seguiremos viendo esta estrategia: “Coca-Cola ampliará su cartera en cinco categorías que comprenden: bebidas energéticas, lácteos, jugos, agua, bebidas deportivas y cafés listos para beber”, revela Quincey.

“La compañía seguirá innovando localmente. Invertiremos en compañías más pequeñas y haremos crecer a The Coca-Cola Company en conjunto”, agregó.


Quincey se unió a The Coca-Cola Company en Atlanta en 1996, como Director de Estrategia de Aprendizaje para el Grupo de América Latina. Así pasó a desempeñar una serie de funciones operativas de mayor responsabilidad en la División de América Latina para el 2003.

Su trabajo constante lo ha llevado a entender cada marca a fondo. Esto lo ha llevado a encontrar el adecuado tratamiento de producto, precio y estrategia del canal, mismo que se ha replicado a través del sistema global de la Compañía.

Y aunque busca que la empresa como tal se convierta en la protagonista, considera que "La marca Coca-Cola siempre será el corazón y el alma de The Coca-Cola Company, pero hoy la compañía es mucho más grande que su marca principal”.

"Vamos a adoptar más de un modo de operación que nos hará salir más rápido y correr más riesgos”, James Quincey, será CEO de The Coca-Cola Company.

Así, The Coca-Cola Company apunta hacia un prometedor y refrescante futuro.