En Coca-Cola impulsamos el cuidado al medio ambiente de manera activa, lo que nos llevó a cumplir la meta de devolver a la naturaleza toda el agua que utilizamos en nuestros productos, cinco años antes de lo planteado a nivel global. Después de lograrlo, el siguiente paso es reafirmar nuestro compromiso mediante acciones puntuales mejorando el desempeño de nuestros programas relacionados con este líquido vital.

Al respecto de estos logros es que Bea Pérez, Chief Sustainability Officer de The Coca-Cola Company y Greg Koch, Senior Director of Global Water Stewardship, hablan sobre las acciones de Coca-Cola a nivel global sobre el cuidado del agua y la sustentabilidad, como eje rector para conseguir el objetivo de dar mantenimiento a lo alcanzado, hacia 2020.

Ambos describen cómo Coca-Cola mide el nivel de reposición en comparación a su volumen de ventas global. “Esta acción está basada en proyectos que benefician a las comunidades con el abasto de agua potable, la restauración de cuencas o la acumulación de concentraciones pluviales. La cantidad en litro se calcula entonces, en función al volumen de las ventas de bebidas hechas en un año determinado”.

Al hablar de agua es importante señalar, que a diferencia de como piensan muchas personas, ésta no sólo es usada para la operación en nuestras instalaciones. Bea y Greg aclaran que:  “cada una de nuestras plantas a nivel global, la aprovechan de fuentes locales y de dos formas: un poco más de la mitad termina en nuestros productos y el resto, en procesos de fabricación y de limpieza. La política de uso del líquido vital requiere que toda la que no se utiliza en estos procesos debe ser tratada adecuadamente con el objetivo principal de que no sea desperdiciada, sino que se canalice y aproveche en las comunidades en las que operamos”.

“Creemos que todo negocio debe comenzar con la comprensión de su consumo de agua y lo que existe entre esta acción y el abasto disponible. Estamos reponiendo el 100% o más en 12 de 18 unidades de negocio. Además, en varios países como: Brasil, México, India, China y Estados Unidos, entre otros, devolvemos más”.


Al enfatizar sobre los esfuerzos para continuar con esta tarea, Bea y Greg comentan que el objetivo de reponer toda el agua que utiliza Coca-Cola no termina ahora que se han cumplido las metas. Se tiene la intención de seguir por este camino para reponer la totalidad del líquido que utilizamos constantemente. Eso significa que cada año seguiremos apoyando proyectos de tratamiento de aguas en todo el mundo.

Mantener el 100% de devolución del agua que utilizamos en la producción de nuestros productos es algo en lo que se centra la Compañía y nuestros socios embotelladores.

Con estas acciones se pone énfasis en contribuir a mejorar el futuro del planeta, implementando un sistema sustentable en el que todos tengan cabida para su colaboración. Sólo con un esfuerzo conjunto, alcanzaremos la meta de sustentabilidad donde los beneficios sean integrales.