En este mundo existen personas que ven cada día como una nueva oportunidad de ser mejores y, a través de sus acciones, hacen una diferencia positiva e inspiran a otros a seguir el ejemplo.

Este es el caso de Juan Carlos Cervantes, quien se ha convertido en un comprometido embajador de la Industria Mexicana de Coca-Cola: se entrega y se apasiona por su trabajo, disfruta su vida y contagia a otros de su optimismo, al tiempo que funge como guía de corredores que tienen algún tipo de discapacidad visual.


Juan Carlos, como todos los que formamos parte de la Industria Mexicana de Coca-Colaactúa y disfruta cada momento, realiza acciones positivas y espera, siempre, poder inspirar a otros para construir un mejor país.