Esta es la onceava ocasión que Fundación Coca-Cola apoya la educación de niños y niñas mexicanos (tanto de primaria, como de secundaria) de escasos recursos, con la entrega de útiles escolares para su próximo regreso a clases.

La iniciativa se llama Verano Útil y busca impulsar una educación de calidad que favorezca a la niñez mexicana. El programa de donación de útiles escolares se realiza previo al regreso a clases, este año se entregaron 2,685 mochilas.

Los objetivos conjuntos del programa son:

1) Unir esfuerzos en beneficio de los niños mexicanos, intentando que cada vez sean más quienes reciban el apoyo.

2) Reafirmar el compromiso con el desarrollo social e integral de México. En este caso, por medio del fomento a la educación, pretendiendo que las oportunidades para el desarrollo infantil, se extiendan a más lugares del país.


Un compromiso fijo

Este año, Fundación Coca-Cola contó con la activa participación de Estrella Blanca, Fundación CCP, Fundación Gigante, Henkel (con su marca Pritt) y Mapita, marca de Grupo Fila Dixon. Es importante puntualizar la donación de materiales para la creación de manualidades, que los niños necesitan y ahora acceden a ellos para su uso académico, gracias a Verano Útil.

Una vez conformados los paquetes de útiles escolares, se distribuyen y entregan a miles de niños y niñas de 21 comunidades de los estados de Chihuahua, Estado de México, Hidalgo, Morelos y Veracruz, con el apoyo de la empresa de transporte Estrella Blanca.

La Directora de Asuntos Comunitarios y Fundación Coca Cola, Vivian Alegría, comenta acerca de esta acción: “esta iniciativa es posible gracias al continuo compromiso de los colaboradores de la Compañía y distintas organizaciones y empresas que se suman al programa, permitiéndonos beneficiar a más niñas y niños en las zonas más necesitadas del país”.

Es así que Fundación Coca Cola diseña, desarrolla y pone en marcha acciones que fomentan el progreso y bienestar de los mexicanos. Solo en 2015, la Industria Mexicana de Coca-Cola benefició a más de 9 millones de personas con iniciativas sociales. Por ello, implementar acciones como Verano Útil busca facilitar la educación de los niños y niñas de las comunidades indígenas que les podrían permitir aumentar sus conocimientos para que construyan un mejor futuro para ellos y para México.