El 70% de nuestro planeta está compuesto por agua y únicamente el 3% es agua dulce.

De ésta, la mayoría se encuentra inaccesible en glaciares o en los polos, así que tan sólo disponemos para consumo del 0.5%  del agua subterránea o superficial. Gracias a los acueductos y el sistema de agua potable en nuestro país, podemos disfrutar de este vital líquido y cumplir una de las necesidades básicas del organismo para sobrevivir y funcionar correctamente: la hidratación

Sin embargo, hay zonas a las que el recurso tan importante del agua no alcanza a llegar o se tiene en poca cantidad. Ya que Coca-Cola es una compañía que trabaja para satisfacer las necesidades de hidratación de las personas, a través de Fundación Coca-Cola lanzó el programa Centros de Hidratación, para facilitar el acceso de agua potable en escuelas de todo el país y contribuir a la salud de estudiantes y maestros  a través de la instalación de bebederos en escuelas de nivel básico, rurales e indígenas, en zonas marginadas del país.   

Bienestar integral en favor de la sociedad

Este programa, en alianza con la  Asociación Escuelas Sustentables realiza acciones para promover el cuidado, mantenimiento, uso  y acceso de agua potable. A la fecha, se han invertido 26 millones de pesos en la instalación de bebederos en 741 escuelas públicas del país, promoviendo así bienestar integral de 238,000 alumnos y maestros de 138 municipios  a través del acceso seguro al agua

“Esta iniciativa refleja de manera clara nuestro interés por el desarrollo de la sustentabilidad en las comunidades de las que el Sistema Coca-Cola es parte, marcando una diferencia positiva en las personas a través del bienestar integral”, explicó Vivian Alegría, Directora de Asuntos Comunitarios y Fundación Coca-Cola.



De acuerdo con la arquitecta Violeta Brizuela, Directora de Proyectos de Escuelas Sustentables, “Con los Centros de Hidratación reafirmamos el compromiso que tenemos con la promoción del cuidado y uso eficiente del agua”.

Por el bien del país

El objetivo de este programa es dotar de agua limpia y segura a estudiantes y maestros para fomentar su salud, beneficiando también a los miembros de las comunidades en las que opera, pues los bebederos se convierten en una fuente segura de agua para consumo personal y uso en el hogar.

Con los Centros de Hidratación también se promueve la cultura para del uso responsable del agua, pues con su instalación se les brinda capacitación a las comunidades para su mantenimiento y uso eficiente.  



Este programa es una iniciativa que opera a través del modelo denominado Triángulo de Oro, el cual suma la participación activa del sector público, la iniciativa privada y las organizaciones civiles, de la mano de las comunidades para contribuir con el desarrollo sustentable y bienestar del país. Bajo este esquema, la instalación de los bebederos fue posible gracias a la alianza con la organización Escuelas Sustentables A.C., cuyo conocimiento y experiencia potencializa el esfuerzo y las aportaciones de Fundación Coca-Cola.

“Escuelas Sustentables es una asociación civil sin fines de lucro que trabaja bajo un modelo sustentable para transformar los espacios educativos en centros de desarrollo comunitarios con alto índice de desempeño y equilibrio ambiental. En este sentido, tiene el compromiso de potencializar el capital de conocimiento de las comunidades educativas con el uso de las nuevas tecnologías en la construcción de escuelas, el cuidado y ahorro del agua, la energía y la forestación”, concluyó.