“No hay bien alguno que nos deleite si no lo compartimos”, decía el filósofo romano Séneca y esta frase ha impactado a millones de personas que descubren el valor de ayudar a los demás.

Tal es el caso de Coca-Cola y sus asociados, que desde hace 13 años, a través del Fondo Familia Coca-Cola, han descubierto la herramienta perfecta para apoyar todos los años a miles de personas en situación vulnerable, contribuyendo a mejorar su calidad de vida.

Y es que el Fondo Familia Coca-Cola se ha convertido en una tradición que consiste en recaudar entre los colaboradores recursos económicos durante todo el año, que luego son duplicados por la Fundación Coca-Cola, logrando reunir la mayoría de los años más de $1,000,000 de pesos, que son destinados a instituciones civiles de asistencia social.

Para seleccionar estas organizaciones, los colaboradores participan en una votación en la que ellos mismos eligen las cinco causas sociales que quieren ayudar en ese año, promoviendo el desarrollo integral del tejido social de México.


Los seleccionados en 2015

En 2015, gracias a este programa de solidaridad, se lograron recaudar $1.7 millones de pesos, que fueron destinados a cinco organizaciones sociales y se estima que beneficiarán a cerca de 40 mil personas.

Una de las organizaciones seleccionadas fue A favor del Niño, organización que brinda formación integral en un ambiente de hogar a niños de escasos recursos para que desarrollen su potencial humano, opten por un proyecto de vida digno y sean agentes de cambio en la sociedad.

Localizada en la Sierra Tarahumara en el poblado de Creel, Chihuahua, otra organización elegida fue la Comunidad Educativa Seká Napawíkame (Manos Unidas), que atiende a personas entre los dos a 24 años de edad con discapacidad y les brinda terapia física, de lenguaje, ocupacional y educativa, digna y de calidad dentro de un ambiente respetuoso y cercano a su entorno, que les permita lograr su inclusión social.


La institución de asistencia privada para niños con cáncer, Extiende tu Mano fue una de las seleccionadas en este 2015 por los colaboradores Coca-Cola. Esta organización ubicada en el Estado de México busca cubrir las necesidades de los menores de escasos recursos que padecen esta enfermedad y no cuentan con el apoyo de alguna institución de asistencia social.

Juventud, Luz y Esperanza es una institución sin fines de lucro de la Ciudad de México que también recibió el apoyo del fondo Coca-Cola y que busca apoyar a personas vulnerables y sus familias, ofreciéndoles un espacio profesional en la prevención, reducción del daño y tratamiento de farmacodependencias y situaciones críticas asociadas para disminuir el sufrimiento personal, familiar y social.


Y la quinta seleccionada fue Un Granito de Arena, una organización de la sociedad civil sin fines de lucro que brinda asistencia y cuidado a los adultos mayores, fomentando una mayor calidad de vida. A la fecha, cuenta con cuatro casas en la Ciudad de México que brindan alimentación, atenciones básicas y actividades de activación física, de estimulación cognitiva y de socialización.

Resultados tangibles

El monto recaudado por los colaboradores de Coca-Cola está orientado para satisfacer necesidades específicas de estas cinco organizaciones.


Con estos recursos, se busca brindar educación preescolar y primaria a más de 230 niños y adolescentes, se adecuará un espacio para terapia física y de lenguaje a niños con discapacidad, se dará apoyo al tratamiento de 35 niños con cáncer, se habilitará la infraestructura y una sala de cómputo para jóvenes en proceso de rehabilitación, además de que se implementará un proyecto de calentadores solares en las casas de reposo, que significa un ahorro del gasto de gas para apoyar, a través de becas, a una mayor cantidad de adultos mayores.

Es a través de este tipo de iniciativas que el Fondo Familia Coca-Cola se convierte en un motor positivo de cambio para dejar una huella positiva en el mundo, demostrando que no hay apoyo pequeño y que cualquier ayuda puede tener un impacto grandioso.