“Rompamos todos los prejuicios y vayamos por más, aunque nos cueste, hay que atrevernos e ir más allá”, comenta sonriente Guadalupe López quien es Coordinadora de Asuntos Comunitarios y Fundación Coca-Cola.

Lupita tiene 22 años en la empresa y fue testigo de la consolidación de la visión filantrópica de la compañía con el nacimiento en 1997 de la Fundación Coca-Cola, como relejo de su compromiso para marcar una diferencia en el mundo. Fundación Coca-Cola fue la respuesta a la necesidad de consolidar el apoyo a la sociedad mexicana, que desde su llegada a México, la compañía siempre tuvo. El compromiso ha sido para marcar la diferencia en el mundo a través de la manera en que se trabaja y se vive a diario en Coca-Cola.

Sirviendo a la comunidad

Los esfuerzos de Coca-Cola en colaboración conjunta con asociados, se dirigen hacia un futuro sustentable buscando el crecimiento del negocio a la par de las comunidades a las que sirve. Todas las acciones abarcan programas comunitarios en favor del bienestar integral, que abarca tres ejes; personal, social y ambiental.

Fundación Coca-Cola trabaja con la filosofía del Triángulo de Oro, dónde colabora en conjunto con gobierno, iniciativa privada y sociedad civil en beneficio de las comunidades donde tiene presencia.

Dentro de sus programas de Apoyo a la Comunidad: Cálido Invierno es una campaña a la que invitamos a todos los asociados a que donen ropa y cobijas para repartirlas en época de frío extremo a los habitantes Sierra Tarahumara en Chihuahua.

El poder de ayudar

Lupita comenta: “hacemos una convocatoria a los asociados para que se unan y es que estoy segura que si vas al clóset encontrarás algo que puede ayudar en la Sierra Tarahumara, algo que seguro tu familia o tú ya no usa. En la sierra, las condiciones son extremas cuando llega el frío, al abrir una llave, solo salen unas cuantas gotas que antes de caer se congelan”.

Para la convocatoria en la que se apoya a esta zona por el frío extremo que vive y que representa un reto para acceder a ella, Fundacion Coca-Cola lanza la campaña de manera interna en la compañía y el Grupo Champions (asociados), nos ayudan con la promoción de la colecta en sus áreas para hacer todo posible.

“El Grupo Champions inició con 5 personas, quienes comenzaron a prestarnos su apoyo y quienes al hablar de su participación en sus áreas, provocaron que más se unieran,  hoy son más de 50 quienes siempre colaboran. Ellos responden a llamados de SOS y hacen que todo suceda, cuando pensamos que no se alcanzaremos la meta. En el envío de cualquiera de nuestras campañas a las comunidades, uno de los aliados fundamentales es Estrella Blanca que es la única empresa de transportación que hace entregas en Guachochi”, continúa Lupita.

Guachochi (lugar de garzas en tarahumara) es apenas uno de los poblados a los que llega todo lo que se reúne, para enviar a los lugares más alejados de la Sierra Tarahumara. De este punto, una persona que apoya a la Fundación recoge los paquetes y comienza a distribuirlos o pide ayuda a otros poblados, siendo esta acción una suma de esfuerzos muy importante.

Y continúa: “donde lleguemos, ya sean escuelas o comunidades, lo realmente importante es que hacemos algo por la comunidad. Así cambiamos la mentalidad de que todo transcurre en nuestra comodidad y dejamos claro que con un solo acto podemos cambiar algo, incluso con una mejor actitud hacemos la diferencia”.

El poder de cambiarlo todo

 La plática transcurre de manera muy especial, porque la sonrisa sincera de Lupita y sus ojos que brillan, nada más comienza a hablar de los niños a los que ha podido abrazar cuando hace una entrega, reflejan la importancia de ser parte de algo que cambia todo, aunque parezca pequeño.

“A veces llegas allá y ves que los niños no tienen un suéter y quieres quitarte el tuyo para dárselos. Y es que uno puede apoyar en muchas cosas, porque los miembros de la comunidad tarahumara reciben mucho más que una prenda. Tú cambias que ellos vivan un poquito mejor”, dice Lupita.

Sobre otro programa de Apoyo a la Comunidad que tiene Fundación Coca-Cola, “Verano Útil”, la Coordinadora de Asuntos Comunitarios narra una anécdota que refleja perfecto lo que un niño que es beneficiado por esta acción, vive.

“Esta iniciativa que surge hace nueve años con el objetivo de apoyar la educación de niñas y niños mexicanos en zonas indígenas y rurales, a través de la donación de útiles escolares en su regreso a clases, nos regaló algo muy lindo que vivimos con un pequeño que recibió su mochila.

Él compartió un cuaderno a su vecinito y este segundo niño lo usó todo hasta la contraportada para aprovecharlo al máximo, y al finalizar el año, se lo devolvió al pequeño que fue beneficiado por el programa con una nota en la que le decía que viera que había usado al máximo hasta el último espacio de la libreta. No sabes cómo admiramos este acto”.

Y sigue: “este cuaderno lo compartimos con Scribe, uno de nuestros socios, porque esta anécdota es hermosa y vale la pena compartirse como una lección de vida. Y es que la mochila que entregamos desdencadena una derrama con beneficios para el niño y su familia, porque tal vez el papá no tiene recursos para comprarla, así que las aportaciones de todos a estas acciones dan un beneficio conjunto. Ese es el verdadero sentido de las campañas de Fundación Coca-Cola, lo que para nosotros no representa mucho, para ellos es un gran cambio”.

Abre tu corazón y da un abrazo de “Cálido Invierno”

Muchas veces, dar un poco de lo que tenemos, no nos cuenta nada, lo que nos cuesta salir a comer o una ida al antro, puede hacer la diferencias con la que podemos mejorar aunque sea un poco las condiciones de vida de las personas y puede representar mucho más de lo que pensamos.

Lupita comenta: “muchas cartitas que agradecen lo que se logra son de niños de la Sierra Tarahumara y representan mucho porque estos pequeños dan grandes lecciones al recibir un juguete o una cobija, ya que de inmediato lo que toman con sus manitas, lo comparten entre ellos.
“En la tarahumara los niños no son muy expresivos, demuestran afecto de manera diferente, no abrazan mucho, tienen su forma especial de acercarse. Aunque les cueste trabajo, yo los abrazo igual y ellos sonríen de manera especial, agradecen de corazón y eso es completamente maravilloso”, con una sonrisa inmensa como la labor que realiza.

Rompe los prejuicios y ve más allá

La campaña de Navidad 2015 de Coca-Cola fue #AbreTuCorazón y nos invitaba a romper prejuicios. Por lo que a pregunta expresa de cómo relacionar esta iniciativa con “Cálido Invierno”, Lupita agrega: “haz algo por el de al lado y sonríele, abrir tu corazón es abrirte al mundo y mirar más allá, echa un vistazo y verás que alguien necesita una sonrisa o ayuda, aunque sea pequeña”.

Lupita continúa, “cambia una cosa, una. Yo, claro que siento tristeza al enfrentarme con varios factores que rodean a los niños que conozco en las entregas, pero me sobrepongo al dolor y contribuyo. ¿Duele? Sí. Pero rompo la barrera y rompo cualquier prejuicio, ante lo que sea hay que sobreponerse y no temer”.

Para finalizar nos dice: “incluso si te cuesta dar un abrazo, dalo, anímate y dalo. No te lamentes, pregúntate qué estas haciendo y actúa. Rompamos los prejuicios todos y vayamos más allá, aunque nos cueste, hay que atrevernos y dar un paso adelante”.