Fundación Coca-Cola, comprometida con el desarrollo social de México, en particular de las comunidades indígenas; benefició en 2014, a más de seis millones de mexicanos a través de acciones que promueven el desarrollo, progreso, educación y bienestar rural.

Ejemplo de ello es el proyecto Casas del Niño Indígena, primer esquema comunitario implementado a nivel nacional, el cual busca crear un espacio de desarrollo social que garantice calidad de vida de sus habitantes a través de proyectos productivos que a la fecha ascienden a 40, entre los que destacan invernaderos, granjas familiares y cultivos para autoconsumo como el método de hidroponía.

Con el trabajo conjunto del llamado “Triángulo de Oro”, integrado por el gobierno, la iniciativa privada y la comunidad beneficiada; se ha trabajado arduamente en la rehabilitación integral de 87 albergues escolares y 45 escuelas rurales que ahora son lugares que promueven el bienestar y desarrollo comunitario.

Como parte de dicho propósito, este martes la Fundación Patrimonio Indígena MX, firmó un convenio entre entidades del gobierno federal, la sociedad civil y el gobierno estatal reafirmando el compromiso con los pueblos indígenas mexicanos que buscará realizar acciones que mejoren las condiciones de las Casas del Niño Indígena e impulsen el rescate, preservación, fortalecimiento y difusión del patrimonio mexicano.

Al evento realizado en Mérida, Yucatán, acudieron el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, representantes de Fundación CIE, Miguel Bosé, Presidente Honorario de la Fundación Patrimonio Indígena MX, y representantes de las asociaciones participantes, entre ellos Francisco Crespo, Presidente de Coca-Cola México y Vivian Alegría, Directora de Fundación Coca-Cola.

Hace siete años, Miguel Bosé comenzó esta gran labor, de la mano de Fundación Coca-Cola, Bimbo, CIE y HSBC,implementando el programa Albergues Sustentables. Este programa proporcionó la infraestructura, capacitación básica y los materiales necesarios para que se llevaran a cabo proyectos productivos en seis Casas del Niño Indígena, operadas por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas  (CDI).

Con la firma de esta alianza se busca replicar el método de desarrollo social en la Casa del Niño Indígena “Dr. Alfonso Caso”, Chemax; la Casa del Niño Indígena “Miguel Alemán Valdez”, Citincabchén y la Casa del Niño Indígena “Cecilio Chi”, Tzucacab; ubicadas en territorio yucateco. La misión de esta alianza busca fomentar la riqueza cultural mediante la preservación fortalecimiento, difusión y rescate del patrimonio de las comunidades, al tiempo de impulsar el desarrollo de habilidades técnicas a través de proyectos formativos y talleres de preservación cultural.

Además, refuerza el trabajo comunitario de Fundación Coca-Cola que inició hace 18 años y que a la fecha ha beneficiado a 18,159 niños de mil 125 poblados indígenas a través de la rehabilitación de 87 Casas del Niño Indígena en 26 estados de la República Mexicana.


Compromiso permanente

Asimismo continuarán las acciones que promuevan el desarrollo, progreso y bienestar social, entre ellas figuran el programa de medio ambiente que fomenta la reforestación, el manejo correcto de la basura, el uso de estufas ecológicas, el cuidado del agua y la enseñanza de una alimentación saludable.



En este tenor, la economía también es pilar fundamental del programa Casa del Niño Indígena, por ello se busca la venta de los productos elaborados dentro de las comunidades como hamacas, artesanías o cultivos propios, permitiendo que el recurso obtenido se use en la mejora de las condiciones de vida y genere sostenibilidad.

Es importante destacar que en 2014 se favorecieron a más de seis millones de mexicanos con los programas de desarrollo social que impulsan la educación, empoderamiento de las mujeres y el empleo en las comunidades.

Así, día a día la Fundación Coca-Cola crea y desarrolla acciones y proyectos que promueven el desarrollo, progreso y bienestar de la sociedad mexicana, en especial de las comunidades indígenas.