Son tus mejores amigos, están contigo en las buenas y malas, y cada que llegas a casa te reciben con emoción y alegría, por esto y más los perros también forman parte de tu familia.

Un perro es un ser vivo, que respira, tiene necesidades, siente, requiere cariño, higiene y protección, debes tener presente que al tenerlo, adquieres un compromiso por un largo tiempo; desde atenderlo siendo pequeño, hasta llevar un estricto control de sus vacunas y alimentación, también debes informarte sobre los hechos importantes: tiempo en que deberá reproducirse, promedio de vida, qué tamaño alcanza y las posibles enfermedades.

Además tener un perro en casa tiene múltiples beneficios, como:

Mejora la salud cardiaca. Un estudio de la Asociación Americana del Corazón ha demostrado que los dueños de perros tienen menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Simplemente porque acariciar a tu mascota tiene un efecto relajante que reduce la frecuencia cardiaca.

Libera hormona de la felicidad. Tras compartir un rato de juegos con ellos, los dueños experimentan un estado de oxitocina, la también llamada molécula del amor, esta ayuda a disminuir los niveles de estrés y es un buen antídoto contra la depresión.

Reduce el riesgo de contraer enfermedades. Los niños que tienen un perro en casa son menos propensos a enfermarse. Un estudio finlandés confirmó en 2012 que los bebés que conviven con perros sufren un 30% menos de enfermedades respiratorias y un 50% menos de infecciones de oído.

Mejora la actividad física. Sacar a pasear al perro o jugar con él, supone hacer cierto esfuerzo físico que muchas veces resulta más benéfico que ir al gimnasio.

Refuerza la autoestima. Psicólogos de la Universidad de Miami descubrieron que las personas que son dueños de mascotas son más sociables. Además, tienen una mejor autoestima y relaciones más saludables.

Siete lugares para ir de paseo con tu mascota

Desde hace algunos años en la Ciudad de México, varios establecimientos se hicieron Pet Friendly: es decir ya existen lugares donde puedes llevar a tu mascota, y más que ser bien recibidos, son bien atendidos. Así que más allá de ir al parque, puedes ir en compañía de tu mejor amigo por un café o incluso a comer o a desayunar.

Parque México: Este lugar se ha convertido en un clásico para pasear a los perros, tiene un área segura para que puedas dejar sola a tu mascota y además está rodeado de restaurantes y cafés que en su mayoría reciben mascotas.
Av. México S/N, Colonia Hipódromo Condesa

Parque España: Es mucho más tranquilo que el Parque México y es ideal si lo que buscas es caminar calmadamente con tu mascota.
Av. Sonora S/N, Colonia Condesa.

Parque Alameda Nápoles Alfonso Esparza Oteo: Un parque mediano ubicado en el corazón de la colonia, es ideal para conocer a otras personas amantes de los animales.
Pennsylvania esquina Georgia, Colonia Nápoles.

Parque y Corredor Ecoturístico Los Dinamos: Al estar ahí puedes olvidarte que sigues en la ciudad, pues disfrutaras de un hermoso bosque de pinos, de un río o una cascada.
Camino a los Dinamos Contreras S/N, Reserva de los Dinamos, Delegación Magdalena Contreras.

Parque Tamayo: Este espacio del Bosque de Chapultepec se ha convertido en un favorito de los dueños de perros que viven por la zona. Puedes pasear tranquilamente con tu él mientras ves a las ardillas y disfrutas de este rincón verde de la ciudad.
Paseo de la Reforma esquina Mahatma Gandhi, Colonia Bosque de Chapultepec I.

Parque de Los Venados: Uno de los parques más grandes y más bonitos de la ciudad. Aunque siempre está muy concurrido puedes pasear en tu mascota en solitario.
División del Norte esquina Eje 7 Sur Municipio Libre, Colonia Santa Cruz Atoyac.

Parque Lázaro Cárdenas: Se trata del primer parque en la capital que tiene un espacio de 440 metros cuadrados completamente exclusivo para los perros, en el cual pueden estar sin correa y rodeados por una valla que los mantiene dentro del parque, así no te preocupas porque se pueda salir.
Doctor Erazo esquina Eje Central Lázaro Cárdenas, Colonia Doctores.