Nuestro país es admirado por muchas cosas, entre ellas por sus bellos paisajes. En medio del trajín diario la mayoría de las veces nos perdemos de esa fascinante experiencia qué es caminar y disfrutar de inolvidables momentos en compañía de los que más queremos.

No olvides caminar al menos 30 minutos diarios

Real del Monte 

Real del Monte

Fuente: commons.wikimedia.org

Deambular por sus calles empedradas te transportará de inmediato a otra época. A 20 cuadras del centro se encuentra el panteón inglés donde te contarán todas las leyendas. Después debes pararte a comer en el restaurante “El serranillo” y probar un delicioso pulque y de los platillos típicos de la región.

El domingo está cerrado el acceso a los coches en las calles del Centro, ¡wow!

Oaxaca

Oaxaca

Fuente: elsalvavidas.mx

Visitar Oaxaca siempre será una experiencia inolvidable, desde su centro hasta las playas, pasando por las carreteras más largas y llenas de curvas. Caminar por las calles y observar la arquitectura, además probar la gastronomía, es una experiencia única. Descubre la calle de Macedonio Alcalá, comenzando por la esquina de la calle Independencia. Más adelante podrás encontrar el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, o visitar algunas librerías.  

No olvides pasar por El Mufi (Museo de la Filatelia), donde podrás observar los distintos timbres postales y además mandar una carta por correo convencional.

Xilitla

Xilitla

Fuente: en.wikipedia.org

Ubicado en el estado de San Luis Potosí, este lugar es un exótico jardín escultórico que posee 30 hectáreas de vegetación acompañadas de 36 estructuras integradas a la naturaleza. Una cascada de 70 metros desciende en escalinatas mientras a través del jardín corre un arroyo que va cayendo en algunas pozas naturales y llena unas albercas. Caminar entre estas esculturas te harán sentir en un sueño surrealista del que no vas a querer despertar.        

Cobá

Cobá

Fuente: en.wikipedia.org

La antigua ciudad maya de Cobá, ubicada en Quintana Roo, es un destino obligado si visitas el sur del país. Puedes hacer kayak en las lagunas, andar en bicicleta o simplemente caminar por la selva, sin dejar de visitar la zona arqueológica que esconde misteriosos secretos. 

Cholula

Cholula

en.wikipedia.org

Para un fin de semana, Cholula es el sitio ideal. En la cima de la pirámide puedes encontrar un templo católico construido en el siglo XVI. Después, a tan solo unas cuadras, se encuentra el centro histórico. Toma un café en cualquiera de sus restaurantes y pasea por las jardines mientras la magia del lugar y la calidez de la gente te envuelve. Unos minutos más adelante se encuentra el mercado de artesanías y dos cuadras hacia el norte hasta hallar el Teatro Principal. 

Tequisquiapan         

Tequisquiapan

pt.wikipedia.org

“Tequis”, como es conocido normalmente, es famoso por sus balnearios, sus plazas y por una notable tradición en la gastronomía del queso y el vino. Este pueblito permite hacer diversas actividades al aire libre y en la noche disfrutar del folklore del lugar. El parque “La Pila” tiene áreas verdes, pista de patinaje, canchas de tenis, juegos recreativos y cafetería.            

San Miguel de Allende

San Miguel de Allende

commons.wikimedia.org

Ubicado justo en el corazón del país, este lugar tiene la más bella arquitectura de México. Puedes visitar primero el templo de “Las Monjas” para después caminar unas cuantas calles y pasar un rato por la casa de Ignacio Allende. Más hacia el norte, por las calles de Reloj y Loreto, se encuentra el Andador Lucas Balderas, donde encontrarás una enorme variedad de artesanías de toda clase, tanto en los puestos como en el Mercado de Artesanías. La mejor manera de disfrutar San Miguel de Allende es caminando por sus calles empedradas, llenas de mansiones coloniales y hermosos templos.