Para comenzar a cambiar el mundo es importante que te encuentres en un estado de paz que te permita visualizar el futuro de una manera objetiva y sin ningún tipo de sesgo. La aceptación, la comunicación, ponerte en movimiento y contribuir con tu comunidad te pueden llevar por el camino que te podría convertir en un agente de cambio.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola queremos que te sumes a una comunidad que no se queda quieta y busca generar los cambios que permitan construir el México que todos queremos. Así, para que este movimiento siempre mantenga un ánimo refrescante, te ofrecemos las diferentes opciones de nuestro portafolio de productos para que elijas el que más se adecue a ti y te acompañe en cada acción, en él encontrarás desde aguas, hasta bebidas bajas o sin calorías.

Comienza a transformar tu persona, siéntete en paz y luego actívate para poner tu granito de arena. Únete a #YoMeSubo, pues al México que queremos llegamos entre todos.

¡Es hora de convertirte en agente de cambio!

Son diversas (y variables) las características que una persona transformadora debe tener; sin embargo, hay una fundamental y cada acción de un agente de cambio parte de ella: voluntad. El primer paso es querer hacer las cosas, decidir a ponerse en movimiento y no ser sólo un espectador.

Ahora, si todo cambio parte de la voluntad de que las cosas se hagan de diferente manera, son necesarios algunos otros factores para encausar cada una de las acciones en ese camino transformador:

Acéptate: de acuerdo con una investigación de la Universidad de Hertfordshire, las personas que tienen una mejor percepción de ellos mismos son más felices; sin embargo, no es algo que ocurra en muchas personas.

“La sociedad pone una enorme presión en nosotros para que seamos exitosos y constantemente nos comparan con los demás. Esto provoca un problema de infelicidad y ansiedad”, explica el Dr. Mark Williamson, Director de Action for Happiness. “Estos descubrimientos nos recuerdan que si aprendemos más de aceptarnos a nosotros mismos como somos, podríamos ser mucho más felices”, añadió.

Por otro lado, el especialista reveló que los resultados de la investigación también confirmaron que nuestros hábitos y acciones diarias tienen un mayor impacto de lo que imaginábamos en nuestra felicidad.

Conéctate con tu comunidad: la comunicación es un punto clave para generar cambios sociales, según el documento Communication as Social Science, de Craig Calhoun. Cuando la gente conecta, además de socializar, puede comenzar a intercambiar puntos de vista sobre cómo resolver problemas y es justo este ejercicio lo que permite que todos se mantengan informados, con vitalidad y con incentivos a la creatividad.

Ahora, para comunicarse de una manera más asertiva es necesario que los diferentes interlocutores sientan aceptación por ellos mismos y, también, por sus interlocutores.

Actívate: ponerte en movimiento podría llevarte hacia un estilo de vida saludable en todos los sentidos, pues de acuerdo a ‘The benefits of physical activity for health and well-being’, de C3 Collaborating for Health, activarnos físicamente sería el primer paso hacia nuestro bienestar integral.

De hecho, un estilo de vida activo podría ser capaz de ayudar a cambiar el comportamiento de la gente, pues como muchas otras redes sociales, la actividad física impulsa a que las personas interactúen, lo que provocaría una mayor integración social.

En Coca-Cola nos sumamos a tus ganas de activarte y por ello apoyamos programas como Ponte al 100, que realiza pruebas de rendimiento, psicopedagógicas y factores morfológicos, con el fin de obtener un diagnóstico que permita crear una recomendación personalizada de alimentación y ejercicio para ti.

Contribuye: el impacto de ayudar a las personas a través de un voluntariado es diverso, a ti te dará la satisfacción sentir que haces algo por las personas que lo necesitan; pero tu contribución no se queda ahí, pues las conexiones sociales se fortalecen, las redes comunitarias hacen más seguras, el apego cívico se mejora, se procura el cuidado al medio ambiente y ello lleva a que los servicios del entorno sean superiores.

En este sentido, y porque sabemos lo importante que es contribuir, en la Compañía impulsamos el Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua,  con el cual llevamos a cabo la restauración ecológico de diversas zonas en todo el país y, con ello, devolvimos a la naturaleza más del 100% el agua que usamos en nuestros productos. Además, se pusieron en marcha 15  viveros comunitarios, con el propósito de producir plantas y ayudar en la recuperación de los bosques. Ello representa una fuente de trabajo para las comunidades.

Apoya la diversidad: de acuerdo con un artículo de Katherine W. Phillips, de la Escuela de Negocios de Columbia, una comunidad en donde existe diversidad es más inteligente. Y es que los diferentes puntos de vista ayudan a realzar la creatividad, lo que a la larga podría resultar en una innovación. De manera que a las empresas, organizaciones y comunidades, les conviene impulsar los grupos heterogéneos.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola nos encantan la diversidad y la innovación, por lo que impulsamos la conformación de equipos comprometidos con ofrecerte un portafolio de productos lleno de opciones para que elijas la que más se adapta a tu estilo de vida, en él encontrarás desde agua, hasta bebidas bajas o sin calorías. Así, cuando todos se reúnan podrán compartir de los sabores que más les gusten y refresquen.

Sé parte de una comunidad que se siente en paz a través de la aceptación, que es activa y no se queda quieta, que es diversa y contribuye para el bienestar común y que tiene la voluntad de convertirse en un agente de cambio.

Comparte tus ideas para construir un mejor México usando el HT #YoMeSubo a través de Twitter y sé parte de este movimiento que quiere transformar para bien el futuro.