Nuestro cuerpo está formado por 80% de agua, por eso la hidratación es algo que podemos hacer para tener una buena salud. Al estar en su mayoría por este porcentaje, la que perdamos cada día en más de dos litros de orina, transpiración y/o sudor, debemos reponerla constantemente.

La palabra hidratación proviene del término griego hydros, que significa agua, y es un nutrimento indispensable.

El agua también es necesaria para tu mente

“En los estudios de investigación que se han realizado se ve que si la hidratación es insuficiente, al igual que ocurre en cualquier otra célula del organismo, también afecta al funcionamiento de la mente y empeora el rendimiento intelectual en funciones de atención, repetición, matemáticas, etc.”, explica la Dra. Carmen Gómez Candela, Jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz de Madrid, España.

A pesar de que existe la idea de que se tienen que beber ocho vasos de agua al día se debe tomar en cuenta las condiciones de cada persona, y llegar al equivalente de dos litros al día.

Sin embargo, hay que estar atentos a las condiciones en la que se encuentra la persona, por lo que si se espera sentir sed para tomar agua, esta es la primera señal de que estamos enfrentándonos a la deshidratación en el organismo y hacerle caso a esta alerta de nuestro cerebro.

Ejercita e hidrata tu mente

El agua es un elemento imprescindible para nuestros procesos mentales, pero la gimnasia cerebral ayuda a tener mejor coordinación y agilidad mental, mejora la memoria, concentración y aprendizaje: una manera diferente de hidratarla.

Por eso, te recomendamos seis sencillos ejercicios para estimular tu mente. Comienza tu rutina destinando tiempo libre, paciencia y disponibilidad y obtendrás grandes beneficios.  

Mejor concentración:

-“4 y 1”:

En una mano haz el número cuatro, con el pulgar en la palma; en la otra mano, coloca el número uno pero con el pulgar. Alterna los números en cada mano, hazlo durante un par de minutos.

-Aumenta la conciencia espacial, coordinación y agilidad mental:

“Marcha inolvidable”: De pie, con la punta del codo derecho toca la rodilla izquierda, y viceversa. Realiza este proceso sin parar y con un ritmo constante.

-Coordinación mano–ojo y binocularidad (habilidad ocular en trabajo en conjunto):

“Círculo y cuadrado”: Con la mano derecha dibuja un cuadrado imaginario mientras que con la izquierda un círculo, los dos al mismo tiempo.

-Aumenta el periodo de atención y concentración:

Comienza con el dedo índice de la mano derecha y el meñique de la izquierda arriba, mientras el resto de los dedos estén empuñados. Alterna los dedos, cambiando el índice donde estaba el meñique y viceversa.

Toca la punta de los dedos pulgar e índice de una, mientras de la otra, el meñique con el pulgar. Alterna la mano para cambiar de posición los dedos.

-Mejora el trabajo bidimensional y bilateral, y espacio tridimensional:

Solo necesitas dos pelotas: Toma una pelota en cada mano y crúzalas de un lado a otro al mismo tiempo.

-El ejercicio “Toma Ciel:

Te ayudará a aumentar el periodo de atención y a tener mayor concentración. Toma una botella y colócala sobre una mesa frente a ti, da un aplauso y toca la tapa primero con la mano izquierda y luego con la derecha. Aplaude de nuevo y mueve la botella a un costado. Repite toda la serie desde el inicio colocando de nuevo la botella frente a ti.

 Consecuencias de la deshidratación

Las estructuras cerebrales que pueden afectar la falta de hidratación son las que controlan los movimientos y la comunicación entre el cerebro y las neuronas, así como aquellas que controlan la capacidad de coordinación y de concentración mental.

La pérdida de agua en el cerebro afecta al lóbulo frontal que se encarga de controlar la memoria, las funciones ejecutivas (organizar las actividades diarias) y la visión motora; también perjudica la memoria a corto plazo.

Sin duda, mantenernos hidratados y ejercitar nuestra mente nos dará como resultado un mejor estilo de vida, nos sentiremos bien y estaremos más activo. No olvides hidratarte en cada momento y ejercita tu mente para mantenerte equilibrado.