Uno de los factores principales de un estilo de vida saludable es mantenerte en movimiento, ya sea realizando actividades físicas recreativas o siguiendo un programa de entrenamiento continuo en el gimnasio o al aire libre. Claro que para tener un buen desempeño físico al practicar una tarea demandante o una de tu día regular necesitas estar hidratado de manera apropiada.

Una buena hidratación es necesaria para mantenerte saludable, ya que interviene en distintas funciones del organismo, por ejemplo: los líquidos nos ayudan a transportar nutrientes y oxígeno a los distintos órganos, así como el impulso nervioso; también contribuye en los procesos de digestión y absorción y desempeña un papel fundamental en la regulación de la temperatura corporal. Cuando no se bebe la suficiente agua, el organismo sufre deshidratación y no puede llevar a cabo sus funciones de manera óptima, lo cual originaría falta de energía y agotamiento.

Una publicación de la Escuela de Medicina de Harvard señala que beber líquidos es crucial para que cada sistema del cuerpo realice su función, pues contribuiría, entre otras cosas, a llevar nutrimentos a las células, eliminaría toxinas de los órganos y facilitaría los movimientos intestinales.

Varios son los factores que hay que considerar al momento de calcular la cantidad de agua que necesitas durante el día: edad, estatura, nivel de actividad física, metabolismo, alimentación y hasta el clima donde habitas y, además, en el caso de las mujeres, si están embarazadas o lactando.

Para que obtengas la hidratación apropiada y facilitarte la tarea de calcular la cantidad de agua que requieres, te invitamos a revisar la Gran Guía de la Hidratación que ha sido elaborada teniendo en cuenta los factores ya mencionados y que, además, aporta atinados tips que favorecen el consumo del líquido.

Estas recomendaciones generales podrían ayudarte a mantenerte bien hidratado si tienes un estilo de vida regular.

  • Consume una bebida con cada comida o refrigerio.
  • Come más frutas y verduras, pues tienen un alto contenido de agua.
  • Siempre ten cerca una botella con alguna bebida para que constantemente estés ingiriendo líquidos.

Si te mantienes en movimiento y realizas una actividad física vigorosa o intensa por más de una hora, que te haga sudar y te provoque un marcado incremento de tu ritmo cardiaco (como ocurre con los deportes aeróbicos -futbol, correr y ciclismo, entre otros-); entonces, podrías requerir el consumo de una mayor cantidad de líquidos, como lo marca la guía, o hasta una bebida para deportistas como Powerade Zero, con el fin de prevenir la deshidratación, ya que podría comprometer tu capacidad física.

Durante el entrenamiento intensivo, la sudoración hace que se evapore una gran cantidad de fluidos y sales minerales, lo cual tiende a aumentar en clima cálido y húmedo. Una pérdida sustancial de líquidos elevarían las probabilidades de que se presente fatiga y malestares como golpe de calor, lo que afectaría tu desempeño deportivo. En cambio, una hidratación adecuada antes, durante y después del entrenamiento o competencia, contribuiría a que te sientas bien y a que obtengas mejores resultados.

En este caso conviene tener en cuenta a las bebidas para deportistas, pues proporcionan hidratación rápida. También llamadas bebidas isotónicas, fueron desarrolladas para favorecer una pronta recuperación de los electrolitos o sales minerales, como sodio, potasio, calcio y magnesio, que se pierden durante la sudoración abundante. Las hay en varios sabores y algunas incluyen vitaminas B3, B6 y B12. Ten en cuenta que la mayoría de las bebidas para deportistas también proveen carbohidratos, por lo que habría que considerar la cantidad de calorías que añadirían a tu ingesta total del día.

La presencia de sodio es particularmente importante porque se sabe que participa en el mecanismo de la sed; además, mejora el ritmo de recuperación y equilibrio de fluidos. El potasio, por su parte, contribuye a prevenir la presencia de calambres que dificultarían la práctica de ejercicio.

Un documento de los expertos del American College of Sports Medicine sugiere reponer líquidos, como Powerade, varias horas antes del ejercicio para permitir su absorción; así como durante el entrenamiento para prevenir la deshidratación excesiva y después de la práctica a fin de compensar la pérdida de líquidos y de electrolitos. Para desarrollar un plan personal de hidratación inteligente sería útil tomar en cuenta la tasa de transpiración, basada en la medición del peso corporal antes y después de la actividad física.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola promovemos la adopción de estilos de vida saludable y para satisfacer tus necesidades de hidratación te ofrecemos nuestro portafolio de productos en el que podrás encontrar desde agua hasta bebidas sin azúcar ni calorías.

Únete a los mexicanos que se esfuerzan por seguir un estilo de vida saludable mediante una hidratación adecuada. Comparte con nosotros tu bebida favorita de nuestro portafolio a través del HT #YoMeSubo vía Twitter.

*Estas recomendaciones aplican para población sana, para casos específicos no olvides consultar a tu médico.