Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, el 71.3% de los adultos mexicanos tienen sobrepeso y obesidad, al igual que la tercera parte de niños y adolescentes.

Carmen Ruiz, Nutrióloga Clínica y en Deporte explica: “El sedentarismo es una tendencia creciente en los últimos años que  puede derivar en diversas enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión arterial o afecciones cardíacas y es por eso que estar en movimiento constante puede contribuir a no desarrollar estos padecimientos y mejorar nuestra salud”.

Al respecto de dejar a un lado los pretextos y movernos al menos 30 minutos diarios Carmen dice: “así como te pones recordatorios para atender una junta o una llamada, lo más recomendable es decirnos que varias veces al día nos debemos levantar y caminar. No hay pretextos, aunque estemos en la oficina, existen ejercicios ideales que nos ayudarán a no caer en hábitos que a la larga afectarán la salud, como el estar sentado por más de dos horas continuas”.

Reto vida sana

  • Salir a caminar: En esta época del año, en la que los días cada vez son más lindos, salir a dar un paseo es de lo más benéfico para la salud, ya que los expertos dicen que caminar 30 minutos diarios es bueno para el corazón además de que respirar aire limpio ayuda a tus pulmones.  Al respecto, puedes sustituir el usar el auto para ir a una junta y caminar a tu destino, minutos que crees no contribuyen a la salud, pueden hacer la diferencia.
  • Pasear a tu perro: Si caminar solo no es lo tuyo, puedes hacerlo en compañía de tu mejor amigo, y es que según Carmen Ruiz, hay que buscar esos factores que contribuyan a que no veamos las actividades físicas como algo pesado, por eso un motivante como el compartir una caminata con tu mascota puede impulsarte a hacer algo divertido, que poco a poco, sea un hábito.
  • Por tu bien, practica yoga: Los beneficios del yoga van desde fortalecer los huesos, agilizar la mente, combatir el estrés y relajarnos. Todos necesitamos un respiro necesario que nos haga regresar al centro de vez en cuando, recuerda, un rato a solas siempre nos cae bien.
  • Tomar clases de baile: ¿No te gusta correr o caminar incluso? ¡Baila! Carmen nos dice que el objetivo fundamental de atacar el sedentarismo es estar en movimiento haciendo lo que nos gusta. No lo dejes a un lado y afina tus pasos en la pista con quien quieras, eso también cuenta como actividad física que beneficia a tu salud.
  • Ordenar la casa: Toma una sección de tu hogar por semana, por ejemplo puedes ordenar tu cuarto o cambiar los muebles de lugar, acomodar el clóset por colores o temporadas, arreglar tus repisas. Renuevas todo y te pones en movimiento.
  • Haz spinning: Si lo tuyo no es hacer ejercicio al aire libre, el spinning es la actividad ideal, además de que te liberarás del estrés diario y sobre todo fortalecerás el músculo más importante: el corazón.
  • Andar en patines: Patinar puede ser muy divertido y no precisamente es un deporte del pasado, hoy en día existen diversos parques alrededor de la ciudad con pistas para los amantes de las cuatro ruedas.
  • Lavar tu carro: ¡Así es! lavara tu coche en casa te ayuda a mejorar la circulación y a fortalecer, brazos y piernas. Pon buena música y listo, que “rechine” de limpio.
  • Conquista esa montaña: Practicar senderismo, también conocido como trekking, tiene bastantes cosas buenas para la salud y además te pone en contacto con la naturaleza.
  • Recorrer tu ciudad: Otra forma divertida de hacer ejercicio y cultivar la mente es visitando los fines de semana algunos museos, lo mejor es que puedes hacerlo en familia.
  • Salir de fin de semana: Salir de la ciudad siempre es divertido y puedes aprovechar para hacer un poco de ejercicio, por ejemplo puedes subir el Tepozteco que se encuentra en Tepoztlán, Cuernavaca o entrar a las misteriosas Grutas de Cacahuamilpa, hay muchísimas opciones en los diferentes pueblos mágicos de México.

Además de estar en movimiento, para evitar el sedentarismo, Carmen nos dice: “tenemos que tomar en cuenta que el gasto energético debe ser proporcional con lo que comemos y la actividad física que realizamos. El agua es uno de los alimentos y nutrimentos más importantes para la salud, y por eso, en todos los tiempos de comida debemos incluir los alimentos que nos aporten agua y tomar uno o dos vasos de bebida.



Si no nos gusta el agua, existen numerosas opciones de bebidas que podemos incluir, cuidando las calorías, y tomando en cuenta que hay un portafolio amplio de variedades como el que tiene Coca-Cola para satisfacer la necesidad de hidratación de diversas formas”.

"Mucha gente cree que los carbohidratos que nos proporcionan el pan y la tortilla, o los azúcares son los culpables de enfermedades crónicas y no lo son. El verdadero problema es la cantidad en que se consumen los alimentos y la falta de actividad física. Si una familia o una persona apetecen acompañar su comida con un refresco, un solo vaso en la versión con azúcar no es causa de alteraciones en la salud con las que se relaciona, y cuando existe una indicación médica de restricción de azúcar, los refrescos en versiones con menor contenido o sin azúcar, siempre pueden ser una opción”, finaliza.