¿Recuerdas cuándo fue la última vez que dormiste bajo las estrellas, despertaste con el canto de las aves o el sonido de las olas? Acampar al aire libre es una experiencia que todos deberíamos experimentar algún día.

A diferencia de muchos otros tipos de viajes, ir de campamento te da la oportunidad perfecta de estar en mayor contacto con la naturaleza, olvidarte del estrés, la rutina e incluso hasta de la tecnología. Y es que realmente es toda una aventura poder escalar montañas, practicar actividades como kayak, natación, pesca, caminata, o conocer lagos, cascadas y mares, además de observar y disfrutar la belleza de las constelaciones, amaneceres y atardeceres.

Si se te antoja salir a acampar, lo primero que debes contemplar es el lugar, puedes decidirte por un sitio público o privado, aquí lo más importante es tu seguridad, y por lo general las cuotas para acampar son económicas, además de tener la ventaja de contar con ciertos servicios básicos que te podrían resultar primordiales.

J. J. Jameson, instructor de la escuela al aire libre Recreational Equipment, Inc. (REI), sugiere a los principiantes iniciarse en campamentos de bajo riesgo, conocer el lugar previamente por internet, tener un mapa, comprobar las condiciones meteorológicas, y dar información detallada a familiares y/o amigos acerca de la rutas a recorrer y actividades que realices, de esta manera ellos sabrán de ti en caso de cualquier percance.

De igual forma J.J. Jameson advierte que es fundamental saber el tipo de fauna y flora del sitio en el que se acampe. Sin embargo, al guardar alimentos y objetos perfumados (pasta de dientes, crema, bloqueador, talco, repelente, desodorante) lejos del campamento; y manteniendo siempre la puerta de la tienda cerrada se puede reducir el riesgo de un encuentro no deseado.

Posteriormente debes elegir cómo y en dónde dormirás. Will McGough, corresponsal de viajes y aire libre para la revista Gear Patrol, recomienda no escatimar en tu comodidad, especialmente hablando de bolsas para dormir y colchonetas, por lo que lo ideal es que tú tengas la certeza de que realmente descansarás con lo que llevas.

En cuanto a las tiendas de campaña, Recreational Equipment, Inc. (REI), también especialistas en productos para actividades al aire libre, aconsejan primeramente hacer la selección del modelo de la tienda basándose en el tamaño del grupo y el espacio adicional que se necesitará para guardar las cosas. Otros aspectos a considerar son el clima del sitio al que se piensa ir, si tú o tus acompañantes padecen de claustrofobia; y si niños o mascotas que te acompañarán.

Otros básicos para los campistas son los suministros de cocina, David Sweet, experto en camping, indica que a pesar de que en muchos de los campamentos públicos proporcionan una parrilla para cocinar, no está de más llevar una propia para poder preparar recetas que se hagan fácilmente con un poco de carbón o leña.

Eso sí, procura llevar en tu equipaje: sal y pimienta, especias, aceite de cocina, bebidas hidratantes, espátula, una sartén, cuchillo, tabla para cortar; y bolsas para desperdicios. No hay que dejar ningún tipo de desperdicio ahí.

Y lo que no debe de faltarte en tu mochila, además de tu tienda y bolsa para dormir es:

  • Toldo para cubrir la tienda de lluvias y/o sol
  • Colchoneta
  • Almohada
  • Navaja multi-herramienta
  • Sillas plegables
  • Mesa plegable
  • Encendedor y/o cerillos
  • Linterna y baterías
  • Binoculares
  • Ropa térmica
  • Ropa de secado rápido
  • Sombrero o gorra para protegerte del sol
  • Calzado adecuado
  • Papel higiénico
  • Protector solar
  • Repelente de insectos
  • Desinfectante de manos
  • Botiquín de primeros auxilios con: gasas, alcohol isopropílico, toallitas antisépticas, agua oxigenada, hisopos, almohadillas contra las ampollas, crema para quemaduras, aguja con hilo, vendas, manual de primeros auxilios, medicamentos para malestares digestivos, analgésicos, antihistamínicos, bolsas plásticas resellables, tijeras, y pinzas.

Ahora sí, ¡vámonos!

Por fortuna México es uno de los países con mayor biodiversidad, así que además de que tendrás distintas opciones para escoger, siempre podrás maravillarte con increíbles  y distintos paisajes.

Entre los lugares más populares están: Laguna de Media Luna en San Luis Potosí; Cuatrociénegas en Coahuila; Playa Ventanilla en Oaxaca; Parque Nacional de El Chico en Hidalgo; Parque Nacional Sierra de San Pedro Mártir en Baja California; Cuatro Palos, Querétaro; Boca Paila, Quintana Roo; Las Palomas, Guanajuato; Parque Nacional Meztitla, Morelos; Avándaro, Estado de México; y el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan en la Ciudad de México.

Como verás, no hay pretexto para no disfrutar de unos días cerca de la naturaleza y emprender una aventura inolvidable. Por ello, en la Industria Mexicana de Coca-Cola te damos las opciones para que elijas la bebida que más se adapta a tu estilo de vida y la lleves al campamento para cuando quieras refrescarte,  por lo que ponemos a tu disposición nuestro portafolio, que incluyen desde aguas, hasta bebidas bajas o sin calorías.  

Decídete, sé parte de una comunidad que no se queda quieta y sale a conocer el mundo. Únete a #YoMeSubo y comparte tus aventuras bajo las estrellas, a través de Twitter.