¿Eres de los que empieza su día con una alimentación rica y equilibrada? Si es así, ¡felicidades! Eres parte de los mexicanos que se preocupa por su salud y por estar lleno de energía.

Y si no lo haces, luego de conocer todos los beneficios que podría aportar un buen desayuno, estamos seguros de que te unirás al club de los que optan por alimentarse bien en las primeras horas de su día.

  • Podría tener que ver con tu peso: Existen estudios, por ejemplo uno publicado recientemente en la revista  American Journal of Epidemiology que afirma que cuando evitas el desayuno es más probable que tengas riesgo a sufrir aumento de peso al someterte a ayunos prolongados y comer de más en el almuerzo.
  • Una inyección de energía: La primera comida del día ayuda a darte energía, esto hace que te sientas mejor y con más ganas de realizar tus actividades, lo dice un estudio del International Journal of Food Sciences and Nutrition y es una regla general de la alimentación correcta.
  • Puede beneficiar a ciertos procesos cognitivos: Una publicación de US National Library of Medicine menciona que el hábito de desayunar regularmente puede influir positivamente en la atención, concentración y memoria.

  • Con ganas de ejercitarte: Entre los beneficios que menciona la Secretaría de Salud, el desayunar podría hacer que tengas mayor rendimiento físico durante el día.
  • Regularizando tu vida: Elegir un desayuno con alto contenido en fibra te permite tener una buena digestión o puede ayudarte a tener una buena digestión, además junto con una hidratación correcta podría ayudarte a prevenir el estreñimiento.
  • Nunca te aburrirás: Con base en el Plato del Bien Comer, avalado por la Secretaría de Salud, para consumir una dieta correcta, es necesario incluir tres grupos de alimentos: verduras y frutas, cereales, y leguminosas y alimentos de origen animal. ¿Te imaginas cuántas opciones puedes preparar para tu desayuno?
  • Una excusa para comer delicioso: No necesitas mucho tiempo para preparar un desayuno rico y completo con alguno de los yogurts, quesos o leches de Santa Clara. Inclúyelos en este momento del día y comparte momentos especiales con tu familia, mientras arrancan sus actividades.

¿Quieres algunas ideas?

  • Disfruta de un cereal con fruta y leche.

  • Un coctel de frutas con yogurt y granola.

  • Pan tostado con queso panela y jugo de naranja.

  • Un sándwich de jamón y queso, té y un porción de verduras.

  • Un licuado de leche con tu fruta favorita y avena.

Si nunca has desayunado, no te desanimes y comienza poco a poco, primero con líquidos, como jugos o leche y, conforme pasan los días, agrega los alimentos necesarios para un plato completo. Recuerda que el propósito es que aprendas a desayunar como rey. ¡Provecho!