¡Haz que tus comida dure más tiempo! Muchas veces, con un manejo adecuado y sencillo de nuestros alimentos, podemos sacar más provecho a cada uno de los productos que compramos para cada despensa.

Ello nos ayudaría a reducir la cantidad de alimentos desechados cada año, que según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, es de alrededor de 1.3 millones de toneladas. Así que toma en cuenta estos consejos para que juntos contribuyamos en la reducción de la cifra antes mencionada.

  • Asegúrate del buen funcionamiento del refrigerador
  • Limpia el refrigerador a fondo al menos una vez cada dos meses, desconéctalo de la corriente eléctrica y saca todos los alimentos, así como los compartimentos para lavarlos.
  • Procura mantenerlo a una temperatura de entre 4 y 5 grados Celsius, para ello sólo tienes que revisa el termostato del electrodoméstico y, en su caso, ajustarlo.
  • Fíjate que ningún recipiente o alimento evite que la puerta cierre a la perfección.
  • Espera a que la comida se enfríe totalmente antes de colocarla en el refrigerador.
  • Si tu refrigerador está lleno, baja un poco la temperatura uno o dos grados más para ayudar a que permanezca suficientemente frío.

Congelación y descongelación de alimentos

  • Congela aquellos alimentos que no prepararás en los días consecuentes, pero siempre procura  consumirlos antes de que llegue la fecha de caducidad.
  • Si no congelas la carne, el pollo y el pescado cuando están crudos, guárdalos en recipientes limpios o en el empaque original en la parte inferior del refrigerador. La idea es evitar que sus líquidos caigan sobre otros alimentos.
  • Descongela la comida conforme la vayas a cocinar, por lo cual es recomendable dividirla en diferentes recipientes para no descongelar y volver a congelarla.
  • Para descongelar los alimentos, podrías calentarlos en el horno de microondas o permitir que suban su temperatura de manera paulatina al sacarlos del congelador y dejándolos toda la noche dentro del refrigerador.
  • Una vez descongelados, deberías consumirlos las próximas 24 horas.

Frutas y verduras

  • Elige frutas y verduras de temporada y colócalas en el lugar más fresco de tu cocina, para que la maduración sea más lenta.
  • No guardes juntas las frutas con las verduras, ya que muchas frutas generan gas etileno, el cual actúa como una hormona de maduración y puede acelerar también el deterioro de otros productos cercanos.
  • Reserva las verduras en bolsas de plástico y hazle pequeños agujeros para que puedan respirar o déjalas en las bolsas de red, que se usan en algunos mercados.

Después de que has cortado frutas como manzanas, plátanos, peras y aguacate, puedes almacenarlas en recipientes o bolsas herméticas y utilizar algunos trucos para evitar que se oxiden o adquieran un color café:

  1. Exprime sobre ellos unas gotitas de jugo de limón para que sus propiedades cítricas retrasen la oxidación.

  2. Justo después de cortar las frutas, sumérgelas en agua fría para que la parte del corte no entre en contacto directo con el aire.

  3. De la misma forma, espolvorear algo de azúcar o sal sobre las frutas recién picadas podría protegerlas de la exposición al aire.

Otros tips de almacenamiento

  • Cuando has sacado comida que venía en lata, no la conserves ahí, pásala a un recipiente hermético y refrigérala.
  • Trata de almacenar alimentos como el jamón o salchichas, en su empaque original, si éste es resellable. De otra forma, habrá que destinar un recipiente para protegerlos.
  • No todos los productos que vienen en frasco se conservan mejor en el refrigerador después de abiertos, el café y la miel, por ejemplo. El primero podría perder su sabor original y absorber olores de otros alimentos del refrigerador y la miel puede cristalizarse y deberás ponerla en ‘baño María’ cada que la quieras usar.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos comprometidos con la promoción de estilos de vida saludables, a través del impulso de avances científicos y tecnológicos que buscan obtener alimentos de mejor calidad. Como los que han surgido de proyectos con los que nos hemos aliado como el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA). Además, queremos que cuentes con una gran variedad de opciones elijas aquellos productos que se adapten mejor a tu estilo de vida por lo que en nuestro portafolio de bebidas podrás encontrar desde agua, hasta bebidas bajas o sin calorías.

Sé parte de una comunidad que no se queda quieta y pone su granito de arena para contribuir en la reducción de los desperdicios en alimentos. Únete, recuerda que al México que queremos, llegamos entre todos con #YoMeSubo.