Si a ti y a tu familia les encantan los antojos dulces y, además, te interesa tener un mejor control de las calorías que consumes, ¿por qué no preparar ricos postres endulzados con edulcorantes no calóricos?

Entre estos seguros endulzantes se encuentran: el aspartame, la estevia, la sacarina y la sucralosa, los cuales pueden convertirse en el ingrediente perfecto para seguir disfrutando de las delicias de la repostería, teniendo un mejor control de las calorías que consumimos.

Llegó la hora de entrar a la cocina

Algo que debes saber, si piensas reemplazar el azúcar de las recetas por un edulcorante, es que por sus propiedades, no ayudan a que el postre “esponje” cuando es horneado. Así que, ¿cuál es el endulzante no calórico ideal para cada una de las preparaciones que tienes en mente?

De acuerdo con la chef Linda Cherem, es necesario hacer pruebas siempre que se prepara un postre con un ingrediente diferente. Así que comenzar a usar edulcorantes no calóricos puede convertirse en un reto a tus habilidades culinarias, por lo menos la primera vez que lo hagas.

 



Sin embargo, para que no empieces desde cero, aquí te compartimos algunos consejos sobre cómo emplear estos endulzantes sin calorías:

Aspartame: Una de sus propiedades es que podría endulzar hasta 200 veces más que el azúcar. De manera que, si solamente quieres dar un toque dulce a alguna bebida o buscas emplearlo como topping en algún postre, funciona perfecto. Claro que como ingrediente para hornear no es lo mejor, pues con el calor pierde el sabor dulce.

Estevia: Este edulcorante de origen vegetal es hasta 300 más potente que el azúcar de caña. De hecho, es capaz de mantener sus propiedades hasta a una temperatura de 200°C, por lo que puede usarse en postres que necesitan hornearse. Además, tendría la cualidad de ofrecerte una buena textura. El único inconveniente es que su carácter como conservador es más reducido que el del azúcar, por lo que un postre duraría menos tiempo en buen estado.

Sacarina: Este edulcorante no calórico es uno de los más antiguos que se conocen (fue descubierto a finales del siglo XIX) y es entre 200 y 700 veces más intenso que el azúcar. Aunque hay quienes consideran que deja un retrogusto ligeramente amargo, al momento de entrar en el horno conserva sus propiedades intactas, además de que te permitirá degustar delicias con una textura parecida a las preparadas con el derivado de la caña.

Sucralosa: Este es el preferido de la chef Cherem por ser muy versátil, ya que podría ser empleado para ser “horneado” y por sus propiedades puede incluirse como ingrediente endulzante de una gran variedad de platillos. La sucralosa endulzaría hasta 600 veces más que el azúcar, además de que ofrece el volumen y textura ideales para preparar todo tipo de recetas. Debido a que retiene su dulzor en diferentes condiciones: altas y bajas temperaturas, es el ingrediente perfecto para crear una amplia gama de postres, desde galletas, hasta helados.

¿Se te antojó un delicioso postre bajo en calorías? Aquí te dejamos una receta de la chef Linda Cherem: pan de plátano y nuez integral. ¡Que lo disfrutes!