¿Alguna vez has considerado que la cantidad de comida que consumes está determinada por el tamaño de tus platos? De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), en los últimos 20 años han aumentado el tamaño de las porciones de manera considerable, al menos en los Estados Unidos. Y el investigador Brian Wansink, de la Universidad de Cornell, parece tener una solución que puedes aplicar en casa para controlar las calorías que consumes cada día.

Según el psicólogo, en una serie de experimentos observó que las personas se servían más cuando tenían un plato de gran tamaño, en comparación con los individuos que contaban con uno más pequeño.

Y todo ocurre a causa de la llamada ilusión óptica Delboeuf que, aunque se tenga la misma cantidad de comida en un platos de diferente dimensión, las que con el de mayor medida percibían que su porción era mucho menor, por lo que deseaban un poco más de alimento.

De acuerdo a sus resultados, el investigador nos sugiere adquirir platos de 25 centímetros de diámetro, pues estaríamos consumiendo 22% menos calorías que con uno de 30 cm.

Tal vez sea hora de “engañar” a nuestro cerebro con una vajilla que nos permita consumir porciones un poco más pequeñas, que vayan de acuerdo con nuestra complexión, actividad y estilo de vida. Claro que para conocer el tamaño de éstas es necesario acudir con un nutriólogo que nos guíe de una maner más personalizada.

Para saber si lo mismo ocurría con los postres, Wansink ofreció helado a otro grupo de participantes en una nueva investigación. De ella resultó que quienes contaban con cucharas y tazones más grandes consumían 50% más postre que los que tenían uno de menor tamaño. Incluso se aventura a especular que si usamos palillos chinos al comer, podríamos disminuir todavía más las porciones ingeridas.

¡Los colores también influyen!

De acuerdo con Wansink, entre mayor contraste exista entre el color del plato y nuestros alimentos, habría un menor consumo de comida por nuestra parte. Esto lo concluyó luego de un experimento en el que observó que la gente ingería más pasta con salsa de tomate cuando les servían en un plato rojo, en comparación con las personas recibían uno blanco.

Por otro lado, también notó que la decoración de la mesa también influía, pues cuando el tono del mantel era similar al color de la vajilla las personas solían comer menos.

Ajustar nuestras porciones a través del tamaño de los platos podría ser un método efectivo para obtener una alimentación correcta. En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos comprometidos con promover estilos de vida saludables, por lo que ofrecemos empaques de Coca-Cola original con menos de 100 calorías para aquellas personas que gustan de acompañar sus alimentos con su refrescante sabor. Sin embargo, en nuestro portafolio de productos también encontrarán aguas y bebidas sin calorías y sin azúcar. Disfrútalas y no olvides comer despacio para disfrutar tus platillos.

¡Decídete a ser parte de #YoMeSubo para llegar juntos al México saludable que todos queremos!