La tecnología ha cambiado nuestra vida y, en muchos casos, nos ha ayudado a hacerla más sencilla. Por ejemplo, desde que el Internet llegó, sabemos que hay una fuente casi infinita de conocimientos a nuestro alcance. Hemos cambiado a tal punto que hasta podemos estudiar en línea y vender nuestros productos a través de un espacio virtual creado para ello. El impacto ha sido tan grande que, incluso, modificamos nuestra manera de relacionarnos gracias a las redes sociales.

Hoy en día es muy común encontrar personas que pasan más tiempo revisando su celular, que conviviendo con otros. En Estados Unidos, de acuerdo con un estudio del Pew Research Center, el 94% de los adolescentes se conecta diariamente a las redes sociales y el 91% de estos jóvenes lo hace a través de su smartphone. La tecnología se ha arraigado tanto en nuestra vida que de acuerdo a una investigación de Cordcutting, pasamos más tiempo consumiendo películas en línea, que haciendo ejercicio, o compartiendo con nuestros amigos.

Por estas razones es importante tomar conciencia para que aprovechemos las ventajas que la tecnología nos aporta, pero estableciendo límites para que también disfrutemos de la vida real.

Tips para desconectarnos y disfrutar de nuestro día a día:

  1. Ponte horarios para el uso de la tecnología: puedes revisar tus redes sociales una hora en la mañana, una al mediodía y otra en la noche. Así podrás concentrarte en otras actividades durante el día. Igualmente, los fines de semana intenta desconectarte por completo para que te concentres en disfrutar tus días libres.
  2. Activa el vibrador o el modo silencio por momentos: de esta manera, aunque lleves el celular en la bolsa del pantalón, no estarás pendiente de revisarlo en todo momento.
  3. Cambia tu smartphone por un celular básico: los fines de semana podrías pasar tu tarjeta SIM a un dispositivo más sencillo a fin de reducir tu conexión con el mundo, pero sin quedar completamente incomunicado.

Actividades que podemos hacer sin usar la tecnología

¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que saliste a la calle a detener un taxi para ir a trabajar o la escuela? ¿Fuiste a la cafetería a pedir tu desayuno? ¿Por qué no dejar de lado la tecnología en aquellas actividades que realmente no la requieren? Disfruta de desconectarte por algunos minutos de tu smartphone y otros dispositivos para gozar de aquellas ocupaciones que ofrecen experiencias únicas.

  • Lee un libro: el tiempo libre que tengas puedes disfrutarlo leyendo a tu autor favorito, mientras degustas una taza de café o té. Obviamente, un libro físico sería la mejor opción para evitar tentaciones, además de que la experiencia sensorial es distinta.
  • Haz ejercicio: junta a un grupo de amigos que quieran estar en forma y organicen actividades para acercarse a un estilo de vida más saludable. Ponte tus tenis y sal a correr o pónganse de acuerdo y jueguen fut. Un excelente pretexto para socializar, mientras te desconectas y mueves tu cuerpo.
  • Adquiere de un hobby: puedes comenzar a estudiar fotografía o tomar clases de dibujo. De esta manera podrás liberar tu mente y crear algo propio.
  • Come con tus amigos: evita utilizar tu celular más a menudo cuando salgas con tus amigos o familiares, disfruta del compartir con tus seres queridos. Tal vez podrían ponerse retos como, “el que saque el móvil paga los postres”.
  • Métete a la cocina: aunque puede ser un reto dejar de utilizar Google para encontrar una receta, pide a tu mamá o tus abuelos que te guíen para que tú mismo les prepares las comidas tradicionales en las reuniones.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos comprometidos en promover estilos de vida saludable, y disfrutar nuevas y refrescantes experiencias con tus amigos y familiares es una forma acercarse al bienestar. Desconéctate un poco del mundo digital para gozar cada momento. Concéntrate en el presente y siente el sabor de una revitalizante Coca-Cola original (hay porciones con menos de 100 calorías).

Únete a la gente que con #YoMeSubo disfruta cada experiencia de su vida e invita a más personas a que juntos trabajemos por el México que todos queremos.