Diariamente ingerimos bebidas y alimentos que nos hacen pensar que existe una vasta cantidad de sabores, inicialmente eran cuatro los sabores, o gustos básicos, los identificados: dulce, salado, amargo y ácido; pero recientemente, se ha añadido un quinto llamado umami, palabra japonesa que significa sabroso.

Pareciera evidente que detectamos los sabores mediante la lengua gracias a las papilas gustativas, pero resulta que el olfato también juega un rol muy importante. De hecho, tú seguramente lo has podido comprobar cuando estás agripado; si estás congestionado o congestionada los alimentos serán insípidos. Además, los olores enriquecen nuestras percepciones, pues son cientos.

¿Pero qué son los sabores? Según los científicos, son sólo aquellos a los que se ha descubierto un receptor químico en la lengua, misma que tiene pequeñas estructuras en la superficie superior llamadas papilas gustativas. Investigaciones han descubierto que la lengua humana tiene aproximadamente 10 mil de éstas. Todas ellas son como pequeños nervios que envían señales al cerebro. El efecto químico que un alimento produce en las papilas gustativas induce la sensación del gusto.

Los cuatro sabores son detectados en partes específicas de la lengua. El sabor amargo en la zona posterior. El dulce y salado en la punta. El sabor ácido y el umami son captados en los laterales y en la zona intermedia.

Los cuatro sabores son detectados en toda la lengua, pero hay zonas donde se perciben de forma más específica. Por ejemplo, para todo mundo, el sabor toronja tiene un sabor a… toronja, y en ello influencia el aroma o aromas que expide, pues aunque son similares a la de la naranja no son iguales. Se trata entonces de una mezcla del sabor dulce con el ácido, o agrio, aunque depende de su grado de madurez, pues puede llegar a tener un sabor amargo.

Los sabores son muy importantes en la vida de todos nosotros, pues no sólo generan sensaciones a través del gusto, sino que también quedan ligados de alguna forma a los recuerdos, ¿quién no relaciona algún delicioso platillo de mamá con una memoria placentera? Hasta a Anton Ego le ocurrió en la película Ratatouille.

El gusto de los mexicanos

Si en algo somos expertos los mexicanos es en generar sabores. Tanto, que nuestra gastronomía ha sido declarada por la UNESCO: Patrimonio Cultural Inmaterial ya que nuestros platillos son mundialmente famosos, así que los tacos, mole, enchiladas o tamales se pueden encontrar prácticamente en cualquier país, pero tal vez ninguno sepa igual que en nuestro país. Tal mezcla de sabores en dichos platillos, derivados de la cocción o mezcla de múltiples ingredientes, conlleva a señalar que el gusto de los mexicanos es amplio y pasa por los cuatro sabores más conocidos.   

¿Pero cómo disfrutar de tan amplia y exquisita variedad de alimentos y bebidas? Los expertos señalan que una de las primeras reglas es no privarte de los que son tus favoritos. Si lo haces te generará irritación y las comidas que los sustituyan simplemente te satisfarán muy poco. Al respecto siempre habrá opciones que te agraden y que además se adecuarán a tu estilo de vida.  

Fresca gana el premio al sabor del año

Y ya que hablamos de gustos y sabores, Fresca, nuestra bebida sabor toronja, ganó el premio al ‘Sabor del año’ otorgado por Global Quality Certifications Mexico, que realiza una evaluación sensorial de alimentos y bebidas tomando en cuenta cinco criterios: Satisfacción general, aspecto, olor, textura y, obviamente, sabor.

Este premio y certificación se suma al ganado el año pasado, por lo que Fresca tiene el orgullo de contar con este reconocimiento en dos años de manera consecutiva. Esta bebida fue lanzada en México en 1994 y está elaborada con jugo de toronja, es baja en sodio y no contiene colorantes artificiales.