La información incorrecta hace igual de daño, que no estar informados. En muchos lugares hemos escuchado que existen muchos factores que inciden en la obesidad, pero partamos por preguntar, ¿sabemos qué es la obesidad? La realidad es que “la obesidad es el exceso de tejido adiposo (grasa) en el organismo que se forma por consumir más energía (calorías) de las que el cuerpo utiliza”, comenta María Isabel Santaló, licenciada en nutrición y ciencias de los alimentos.

Lo ideal es alcanzar algo que se llama balance energético, “que es el equilibrio que se existe entre la energía que obtenemos entre los alimentos que consumimos y la energía que se gasta con la actividad física que realizamos”, manifiesta Santaló.

Comúnmente, hemos escuchado que una porción es equivalente a un puño, pero esto depende de cada persona y de la cantidad de alimento que necesita,  esto es para evitar excesos y comer porciones adecuadas de alimentos y bebidas. Pero no te preocupes, existen técnicas que nos pueden ayudar a medir la proporción ideal de lo que debemos comer.

 Herramientas para conocer el tamaño de las porciones

El conocimiento del tamaño de las porciones puede ser de utilidad para la población en general; sin embargo, para obtener una dieta equilibrada con las raciones adecuadas es recomendable acudir con un especialista de la salud que podrá recomendaciones adecuadas para cada uno de nosotros.

Mientras tanto, aquí te damos algunos consejos que difunden los Institutos de Salud de los Estados Unidos: (ilustraciones)

● Una porción de carne (ya sea de res o aves) debe ser del tamaño de la palma de tu  mano o, en su defecto, puedes tomar como referencia una baraja.
● Una porción de ¾ de pescado debe ser igual a un talonario de cheques.
● Media taza de helado es como una pelota de tenis.
● Una porción de queso equivaldría a seis dados.
● Media taza de arroz cocido, pasta o un pan, también son equivalentes a una pelota de tenis.
● Una ración de tortilla debe ser del tamaño de un disco compacto.
● Dos cucharadas de mantequilla o margarina no deben ser mayores al tamaño de una pelota de ping-pong.
● 1 taza de frutas o verduras crudas y cortadas deben equipararse al tamaño de una pelota de béisbol.
● Un cuarto de taza de fruta seca o de nueces equivale a una pelota de golf.
● 1 taza de lechuga equivale a cuatro hojas de lechuga romana.
● Media papa horneada no debe ser más grande que el ratón de tu computadora.

Además de estas medidas existe una herramienta que te puede ayudar a controlar los porciones, que la propia María Isabel Santaló desarrolló y se llama una herramienta que te puede ayudar a aprender a comer adecuadamente y la llamó NutriKit.

NutriKit son imágenes de alimentos y bebidas a tamaño real y que, al reverso de las mismas, mencionan las calorías y nutrimentos que contiene esa porción.

Este material nos puede ayudar a elegir las porciones de alimentos y bebidas para lograr el balance energético a través una alimentación correcta. Algunas ediciones especiales de NutriKit además, te ayudan a calcular las calorías que gastamos al realizar actividades cotidianas y también deportivas y resaltan la importancia de estar bien hidratados.Y hablando de hidratación, para saber cuánta agua es recomendable beber de acuerdo a nuestra edad, consulta aquí nuestra Guía de la Hidratación.

María Isabel opinan que ningún alimento o bebida por sí mismo es causante directo de la obesidad, siempre y cuando se integre en  una alimentación correcta y no se caiga en excesos.