Dicen que la primera impresión es lo más importante al ir a una entrevista de trabajo y tu CV es parte fundamental de lo que reflejas cuando buscas empleo. Ten en cuenta que tu currículum es la carta de presentación que envías a la empresa en la que quieres trabajar para ser elegido entre cientos de aspirantes.

Es por esto que reunir tu información profesional no es una labor para tomar a la ligera. Recuerda que cuando envías una muestra de tu trabajo, el reclutador que lo recibe seguramente está viendo muchos otros y tu ventaja podría radicar en el ser directo, claro y llamar la atención de una manera correcta.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola queremos que proyectes una buena y refrescante imagen, por lo que ponemos a tu disposición nuestro portafolio de bebidas para que, mientras armas tu CV, elijas la que más se adapta a tu estilo de vida, en él encontrarás desde agua, hasta bebidas bajas o sin calorías.

Te invitamos a ser parte de una comunidad que no se queda quieta y cada día sale a trabajar para construir un mejor futuro, estructura un currículum de 10 y consigue el puesto de tus sueños para que juntos lleguemos al México que todos queremos.

Manos a la obra, ¡a conseguir trabajo!

Como ya lo mencionamos, tu CV es el punto de primer contacto entre tú y la empresa a la que deseas ingresar, sigue estos consejos y elabora una carta de presentación que puede hacer la diferencia:

Sé conciso: piensa que lo más probable es el reclutador deba revisar decenas de CV para cubrir una vacante, así que es importante facilitar su trabajo y hacer una hoja de vida que sintetice todas tus cualidades. Demuestra que puedes transmitirle de manera concisa (una página) tu trayectoria profesional.

Elige un buen diseño: el acomodo de la información es importante para que el reclutador realice una rápida lectura, además de que le comunica lo pulcro que eres al realizar una tarea. Si tienes dotes gráficas, tal vez puedas sustituir algún párrafo por una imagen para que la comprensión de la data sea todavía más sencilla.

Di la verdad y nada más que la verdad: puedes creer que nadie va a descubrir que mientes en tu currículum, pero la verdad es la mejor manera de entrar en una nueva compañía. Si exageras puede ocurrir que, en caso de contratarte, te den una carga mayor a la que estás capacitado. Así que la sinceridad es clave.

Destaca tus logros: si ganaste un premio, si participaste en algún tipo de curso, y si alcanzaste cualquier otro mérito, ¡dilo! Es importante destacar las cosas buenas que has hecho a lo largo de tu carrera, ello te ayudarán a resaltar entre los demás candidatos.

Anexa una buena fotografía: una buena fotografía puede decir mucho sobre ti. Recuerda que es la primera vez que la empresa te verá, así que es muy importante dar una buena impresión, por eso te recomendamos ir a un estudio para que te tomen una instantánea adecuada para tu CV.

Todos tus datos de contacto: coloca las formas en que es más sencillo contactarte: dirección, teléfono y correo electrónico son básicos. Ponlos en un lugar visible para que puedan comunicarse contigo en caso de querer agendar una entrevista.

Analiza las necesidades del trabajo al que te postulas: debes entender qué es lo que está buscando esa empresa que te necesita. Por eso una buena táctica es resaltar tus puntos fuertes para que el reclutador sepa que eres el indicado para ese trabajo y que tienes todas las cualidades para el puesto.

Cuídate de los errores: procura que todo tu CV esté bien escrito. Usa el autocorrector, pide ayuda a un amigo experto en ortografía y redacción. Hasta los pequeños errores gramaticales pueden demostrar falta de profesionalismo, así que recomendamos revisar tu currículum con mucha atención.

Piensa cuáles son las cosas que no consideras tan importantes, pero que a la empresa le pueden interesar: quizás una vez trabajaste dentro de una fundación que ayudaba a sembrar plantas en los bosques y puede ser que lo creas irrelevante, pero esto puede decir muchos aspectos positivos sobre tu personalidad y tus intereses, algo que puede sumar puntos a tu postulación. Revisa tus actividades extracurriculares y sácales provecho a nivel profesional, por ejemplo: si has realizado algún proyecto especial o participas en competencia deportivas, añádelo (son muestras de disciplina y compromiso en tu personalidad).

Todos estos consejos podrían ayudarte a crear una currículum vitae capaz de acercarte al trabajo de tus sueños. Toma nota, ponlos en práctica, verás cómo podrás acceder a mejores ofertas laborales. Ahora, recuerda que una vez que consigas una entrevista de trabajo todo dependerá de ti y tu actitud frente al reclutador.

Cuéntanos en Twitter a través del #YoMeSubo qué tal te parecieron estas recomendaciones y si tienes otras, ¡compártelas!