Los humanos tenemos un vínculo fuerte con los animales, convivir con ellos es una forma de tener a la naturaleza cerca, además de que nos ofrecen cariño y compañía. Al menos así lo considera Maribel Vila, Técnica en Terapia Asistida por Animales de Compañía de la Fundación Affinity.

Pero no sólo nos ofrecen compañía y cariño, sino que también nos ayudan a establecer ciertas actividades que, a la larga, nos permiten formar hábitos. ¿De qué manera? Bueno, al sacarlos a pasear cada mañana y cada noche (-o los horarios que tú prefieras-) nos impulsan a:

  • Ser disciplinados: nos volvemos conscientes de que tenemos una responsabilidad y que no podemos fallar, pues más allá de que nuestro perro se pueda enojar con nosotros, seguramente tendríamos que pagar las consecuencias limpiando la casa.
  • Activarnos: cada uno de los paseos nos pone en movimiento y ello pudiera ser el primer paso para, luego de salir a pasear con nuestras mascotas, realizar una rutina de ejercicio más intensa.

  • Ser más ordenados: vivir con un animal de compañía abre la posibilidad a que éste decida jugar con los objetos que encuentre en casa, así que para evitarlo nos veremos obligados a no dejar a su alcance nada que pueda romper.

  • Planear: debido a que tenemos una responsabilidad con nuestra mascota, cada una de nuestras actividades fuera de casa debe ser planeada y calendarizada de manera minuciosa, a fin de encontrar la forma de llevarlo o no dejarlo solo en casa.

  • Ser más higiénicos: cuando se comparten espacios con un perro, gato o un ave, la limpieza es muy importante para que tanto ellos como nosotros nos conservemos más saludables.

Cada uno de los puntos previos son piezas que transforman nuestra realidad y nos llevan a adoptar un estilo de vida saludable. Y en la Industria Mexicana de Coca-Cola queremos que cada vez más personas se unan a una comunidad que se mueve rumbo al bienestar y está consciente de que tiene la capacidad de elegir entre las diferentes opciones que se le presentan en la vida.

Elegir convivir con un animal de compañía podría hacernos cambiar nuestros hábitos para bien, pero también nos aportarían algunos otros beneficios extra con la convivencia.

El lado positivo de las mascotas


La presencia de un animal de compañía en nuestra vida nos podría ayudar a establecer nuevos hábitos, pero también estaría fortaleciendo algunos otros aspectos de nuestra personalidad pues:

  1. Fortalecen nuestra autoestima: las personas que tienen mascotas como perros o gatos, se preocupan menos, tienden a ser menos solitarias, temerosas, también más extrovertidas y seguras de sí mismas, esto a diferencia de quienes no tienen animales; así lo concluyeron investigadores de las Universidades de Miami y Saint Louis.

  1. Disminuyen el estrés: psiquiatras de la Universidad Commonwealth de Virginia, Estados Unidos, analizaron a las personas después de que pasearan a su perro y descubrieron un incremento en la frecuencia de las ondas vinculadas a la relajación, así como la disminución del cortisol, es decir la hormona que causa el estrés.

  1. Los animales domésticos pueden ayudar a las personas en sus terapias: La Fundación Affinity detalla que trabajar en cuatro áreas principales mejora la calidad de vida de éstos. La primera es la física que busca movilidad en el paciente, la segunda es la cognitiva, es decir trabaja con la memoria del usuario; la otra es atender la parte emocional, donde el animal sirve para aflorar sentimientos importantes para el paciente y, finalmente la relacional, la que ayuda a permitir la interacción del enfermo con otras personas y su entorno.

  1. Mejora la socialización interpersonal: tener un animal de compañía como, por ejemplo, un perro, te permite salir a caminar con él y esto abre la posibilidad de que puedan surgir conversaciones espontáneas con otras personas. Los temas pueden ser muy variados, desde el cuidado del mismo, hasta la posibilidad de inscribirlo a los eventos que en algunos parques se organizan y que están dedicados a nuestros amigos de cuatro patas.

De esta manera, al realizar una buena caminata con tu mejor amigo peludo, no olvides hidratarte con una de las opciones de nuestro portafolio de bebidas que te ofrecemos en la Industria Mexicana de Coca-Cola; en éste encontrarás desde agua, hasta bebidas bajas o sin calorías. Aprovecha que tienes que salir a caminar con él al menos media hora al día y ponte en movimiento adoptando un estilo de vida saludable.

  1. Para los niños podría ser buena opción crecer acompañados de un animal doméstico como un perro porque así se les puede enseñar a respetar a los animales y a ser responsables con sus cuidados. Un estudio de la Fundación Affinity analizó en 2015 la relación entre niños y animales y reportó que un 94% de ellos se siente mejor con un animal cerca. El 54% prefiere un perro, a un 10% le gustan los gatos.

Así que, si quieres ofrecer un hogar a un animal de compañía, piensa muy bien qué tipo de casa le puedes ofrecer y elige el que más se adapte a tu estilo de vida. ¡Eso sí! Recuerda que se convertirá en tu responsabilidad y serás el encargado de darle los cuidados que merece.

Si ya tomaste la decisión, sólo te falta pensar ¿qué nombre le pondrás a tu nuevo compañero de vida?