Una caminata puede representar el primer paso rumbo a la adopción de un estilo de vida saludable.

Cada vez son más las organizaciones internacionales que resaltan la importancia de ponerse en movimiento, aunque sea sólo caminando. La Asociación Americana del Corazón comenta que salir a caminar es un ejercicio de bajo impacto que puede hacer que tu corazón lata más fuerte y que, además, protege tus articulaciones, caderas y espalda.

Se trata de una actividad sencilla que podría permitirte comenzar con  un estilo de vida saludable, pues no requiere de ningún tipo de afiliación o equipo especial, además de que no se trata de algo que necesite una instrucción especial. Hay muchos lugares para realizarlo, tú decides cuál es el espacio que se adapta más a tu gustos, incluso las mismas calles cercanas pueden ser parte del recorrido. Nos parece importante resaltar que si se camina acompañado, la acción se torna socialmente vinculante.

Por otra parte, si lo que buscas es una rutina para adentrarte en esta actividad, la Asociación Americana de la Diabetes, ofrece algunos consejos técnicos para principiantes como:

  1. Primero calentar el cuerpo de tres a cinco minutos, caminando en un ritmo más lento de lo normal.

  2. Hacer ejercicios de estiramiento durante un lapso de cinco a diez minutos después de calentar, para mantener la flexibilidad o mejorarla.

  3. Mantener una buena postura; es decir mirar hacia adelante, no hacia el suelo. Con la barbilla alta y la cabeza erguida.

  4. Hidratarte adecuadamente, especialmente antes de inicar tu caminata. ¡Revisa nuestra Guía de Hidratación!

  5. Usa zapatos diseñados para hacer ejercicio, a fin de estar más cómodo y evitar lesiones.

Sin importar tu edad o estado físico, esta actividad puede ayudar a ponerte en forma y reducir el riesgo de enfermedades. Con mucha razón, la Universidad de Harvard considera caminar, como uno de los cinco mejores ejercicios que puedes hacer.

Como todo en este mundo, el primer paso es comenzar. Tal como lo menciona la doctora Kathryn Taubert, directora científica de la Federación Mundial del Corazón, “prestar atención a caminar debería ser tan simple como ver lo que comemos. De esta manera mucha gente protegería su corazón”.

Estar en movimiento tiene muchos beneficios

La OMS recomienda al menos 30 minutos de actividad diaria,  tiempo en el que, con algo de ejercicio, podrías obtener varios beneficios. De hecho, un estudio de la Universidad de Cambridge comprobó que al poner diario en práctica esta recomendación, se reducen las probabilidades de muerte prematura entre un 16 y un 30%.

Caminar y posteriormente trotar podría añadir de tres a siete años de vida en promedio a una persona que realiza ejercicio moderado diariamente. Justo como lo presenta la Sociedad Española de Cardiología en un estudio reciente. Opinión con la que coincide la científica Katy Bowman, fundadora del Movimiento Nutritivo, en Estados Unidos, quien menciona: “El movimiento es lo que define al ser humano. Caminar es mucho más fácil que adentrarse a un ejercicio complejo”.

Por otra parte, como explica el New York Times, la Universidad de Shinshu en Japón, reveló a través de un estudio que caminar durante tres minutos a ritmo intenso y después otros tres a ritmo de paseo, ayuda a reforzar la musculatura y reduce la presión arterial.

Caminar también trae beneficios para la mente. Según la Universidad de Stanford, puede ayudar a mejorar un 60% la creatividad, potenciando la imaginación de quien practica esta actividad. Misma cuestión que se plantea en una conferencia de la consultora Nilofer Merchant, quien dice que hasta se pueden obtener ideas de negocios con más fluidez.

Y para sacar el máximo provecho a tu paseo diario, al realizarlo en un ambiente verde, alejado del tráfico y del ruido, podrías mejorar tu humor diario y eliminar de manera más eficaz los pensamientos negativos.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola nos comprometemos en promover estilos de vida saludables y por ello te invitamos a dar ese primer paso por el camino del bienestar a través de una caminata. Además, debes saber que apoyamos programas como “Ponte al 100”, que realizan pruebas de rendimiento, psicopedagógicas y factores morfológicos, con el fin de obtener un diagnóstico que permite crear una recomendación de alimentación y de ejercicio personalizada para quien se inscriba.

¡Comienza a caminar! La edad, la condición física, el género, la altura y el peso, son factores que hacen  que cada persona tome un ritmo propio. Sin embargo, ninguno de ellos te impide ponerte en movimiento y  decir #YoMeSubo a un estilo de vida más saludable.