Por increíble que parezca, el baile es una actividad que podría ayudarnos a mantenernos en forma. Lo que lo convierte en un ejercicio divertido capaz de encaminarnos a un estilo de vida saludable.

Tal como lo describe el Departamento de Salud de Victoria, Australia, bailar es una actividad fácil de realizar, apta para cualquier persona y a cualquier edad. Que mejora la calidad de vida de las personas y tonifica sus músculos. Y lo mejor, es una gran manera de conocer nuevos amigos.

Algunos de los beneficios que el baile puede aportar son: maximizar las funciones cognitivas y afianzar la memoria muscular del cuerpo, de acuerdo al sitio de divulgación Psychology Today. La revista Time, agrega que bailar que podría ayudar a mejorar hasta tres veces la condición física de las personas.

La parte divertida del baile, también es un beneficio para el cuerpo. De acuerdo a la Universidad de Standford, practicar esta actividad nos permite producir endorfinas y cambiar la percepción de fatiga al hacer un ejercicio y convertirla en una actividad divertida, estimulando al cerebro a repetir las sesiones con mayor frecuencia.

Conoce 5 estilos de baile que hará que tu cuerpo se active

Comienza a bailar y súbete a un estilo de vida saludable, a continuación te presentamos algunos ritmos que harán que tu cuerpo se active y se encamine hacia el bienestar. ¡Escoge el que más te guste!

Zumba: es actualmente uno de los entrenamientos de baile más populares y no es para menos, la organización Livestrong, comenta que su movimiento de alta intensidad te podría hacer gastar hasta 532 calorías por cada sesión de hora y media, permitiendote tonificar abdominales, muslos y glúteos. En ese mismo sentido, aprender y poner en práctica una coreografía, mejora ciertos aspectos de la mente a largo plazo, tal como lo afirma el diario Denver Post.

Salsa y otros ritmos latinos: los ritmos latinos como la salsa, bachata y el merengue, cuentan con movimientos y vueltas muy particulares. Estos podrían brindarte tonificación de músculos, balance y flexibilidad en el cuerpo, como lo menciona la organización HealthGuidance. Por su parte, la BBC menciona que dichos ritmos son una gran manera de gastar hasta 400 calorías por cada sesión de 90 minutos.

Jazz, hip-hop y otros ritmos urbanos: las coreografías de jazz y sus derivados como el hip-hop, break dance y twerk, entre otros, son estilos cada vez más habituales debido a los videos musicales. Como tal, representan una manera estimulante de mantenerse en forma que según la Asociación Médica Americana, podría fortalecer el cuerpo y aumentar la autoestima. Además, al ser un estilo completamente libre, encontrarás que no hay dos clases iguales, ya que tú le imprimes tu personalidad.

Belly dance y otras danzas orientales: si lo que te gusta es sacudirte, las danzas árabe e hindú, tienen su punto fuerte en ser particularmente buenos para las piernas, caderas, vientre y cintura. La Universidad de Harvard indica que bailando de esta manera podrías fortalecer tus huesos y mantener un mejor balance energético. Coincidiendo con la Universidad de Berkeley, la cual afirma que de esta manera se pueden quemar entre 200 y 450 calorías por sesión de baile de una hora.

Ballet: la danza clásica es una de las bellas artes, pero hoy en día, también se considera un excelente ejercicio. Los especialistas de Science Daily comparan sus beneficios con practicar natación de alto rendimiento, ya que sus movimientos implican coordinación y precisión, mismos que ejercitan la fuerza muscular de todo el cuerpo. Los saltos y posturas, por su parte implican una mejora cardiovascular y flexibilidad, a pesar de la delicadeza visual que usualmente se presenta. En una sesión de 90 minutos se pueden gastar hasta 525 calorías.

Es importante considerar que la cantidad de calorías que gastes durante cada sesión de baile es un estimado que depende de tu complexión, el tiempo y, obviamente, la intensidad de la actividad. En el caso de esta nota, se tomó como base a las personas de entre 51 y 65 kilogramos.

En Coca-Cola también nos sumamos a impulsar estilos de vida saludables y más allá de invitarte a bailar para que te pongas en forma, apoyamos programas como Ponte al 100, que realiza pruebas de rendimiento, psicopedagógicas y factores morfológicos, con el fin de obtener un diagnóstico que permita crear una recomendación personalizada de alimentación y ejercicio.

Únete a una comunidad que no se queda quieta y ponle ritmo, adopta un estilo de vida saludable con #YoMeSubo y paso a paso descubre el camino hacia el bienestar.