Nadie puede negar que los amigos son muy importantes, tanto que ahora se sabe nos pueden ayudar a extender nuestra esperanza de vida y reducir posibles enfermedades. ¿Te lo imaginabas?

Una investigación de Harvard Medical School y University of California, en San Diego, asegura que los amigos te hacen más feliz porque ésta, como la risa, es contagiosa (se hará link a ¿Por qué la risa es contagiosa?), y la mejor manera de que dé resultados es mantener contacto constante con ellos y tener charlas y reuniones que los conecten aún más.

Otro punto importante según este estudio, es que la felicidad de una persona detona una reacción en cadena que beneficia no sólo a sus amigos, sino también al círculo ampliado de una persona, teniendo un efecto positivo que dura hasta un año. Así que ya sabes qué buscar en la gente.

Ahora que ya conoces la importancia de estar rodeado de amigos, te compartimos cinco curiosos métodos con los que podrás ampliar tu círculo social:

1. Pasa más tiempo con tu mamá: aunque no lo creas, una buena relación con tu mamá puede ser la clave para que tu vida social mejore. Cuando eres niño, de ella aprendes a relacionarte con los demás, y cuando creces, te ayuda a elegir mejor a la gente de la que te rodeas. Sí, también en ese aspecto, ¡ella siempre tendrá razón!

2. Aprende algo nuevo: al igual que el primer día en preescolar, es más fácil conocer gente si empiezan una tarea al mismo tiempo. Si ambos tienen dos pies izquierdos en la clase de Zumba pero aman bailar de todos modos, al instante tendrán algo que los conecta y abre la puerta para comenzar a hablar y, ¿por qué no?, reír.

3. Comparte un secreto: no hablamos de cosas muy personales o íntimas, pero compartir cómo te sentirías en ciertas situaciones incómodas o aceptar un gusto culposo puede ayudar a crear cercanía con otras personas.

4. Duerme más: privarte del sueño hará que tu aspecto refleje cansancio, provocando que tu atractivo físico se vea afectado; esto haría que disminuya el número de personas que estén interesadas en socializar contigo. ¡A evitar esas ojeras!

5. Comparte una Coca-Cola (puede ser Original, Sin Azúcar o Light): conectar no es cosa complicada cuando estás decidido a compartir y acompañado de nuestro refrescante sabor, seguro podrás romper la primer barrera. Después solo sé tú mismo, aprovecha tus intereses y no olvides el recurso del gusto culposo.

Ahora, solo tienes que perder el miedo a dar ese primer paso y conectar con alguien para comenzar una amistad que podría durar toda la vida.