Existen personas que lucen más chicas de lo que son y también hay quienes se ven mayores a su edad biológica, pero al final el paso del tiempo afecta a todos. Pero lo que se debe tomar en cuenta es que ese desgaste se refleja en el cerebro, además de notarse en el físico. ¿Olvidas continuamente las cosas? ¿Te cuesta trabajo asimilar nuevos conocimientos? ¿Necesitas esforzarte para enfocar tu atención?

Bueno, esos son signos de que tu cerebro envejece, sin importar qué tan joven seas. Si consideras que puedes presentar algunos de estos puntos, es momento de hacer algo para activar la mente y evitar el deterioro prematuro de su funcionamiento.

Estimula tu mente con estos consejos que podrían ayudarte a rejuvenecerla. Haz de ellos parte de un estilo de vida saludable:

Bebe agua: tomar líquidos es primordial para tu cerebro. Una investigación de University of East London School of Psychology demostró que la deshidratación provoca fallas en el sistema cognitivo. Así que al mantener tu mente hidratada, tu rendimiento y concentración mejoran, ya que tu cerebro trabaja 14% más rápido.

Revisa nuestra Guía de Hidratación para que sepas cuál es la cantidad de agua más adecuada para tu estilo de vida.

Estimula tu mente: de acuerdo con la Harvard Health Publications, actividades como armar un rompecabezas, resolver problemas de matemáticas, dibujar, aprender idiomas y crear proyectos que requieren de destreza manual y esfuerzo mental fomentan la formación de nuevas conexiones neuronales.

Mejora tu dieta: una alimentación correcta puede ayudar al cuerpo a tener un mejor desempeño, pero también a la mente. El consumo de la mayor cantidad de nutrimentos a través de una dieta correcta le daría lo necesario a tu cerebro para funcionar de manera adecuada.

¡Ejercítate! Un estudio de The University of Sydney revela que levantar pesas (un tipo de entrenamiento de resistencia) puede hacer crecer tus músculos y beneficiar tu cerebro. De manera que sí, con la actividad física podrías, literalmente, estar fortaleciendo tu mente.

Di adiós al estrés: una de las formas más saludables en que se puede mantener el cerebro activo es evitando tensiones por largos periodos. Un masajito o una caminata por el parque te ayudarían a reducir el agotamiento de la mente.

Así que ya lo sabes, adoptar un estilo de vida saludable podría ser la clave para que tu mente se mantenga en óptimas condiciones, y logre funcionar adecuadamente por más tiempo.