Todos tenemos gustos y estilos de vida distintos, lo que nos hace seres irrepetibles; pero aun así podemos coincidir en muchas cosas y es justo en esos puntos donde encontramos similitudes que nos hacen conectar y volvernos uno al ser parte de una comunidad -claro que eso no nos hace perder nuestra individualidad-.

Bueno, con Coca-Cola pasa algo similar, pues en la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos comprometidos en ofrecerte una bebida que vaya de acuerdo a tu estilo de vida, dándote la oportunidad de elegir. Por eso, atendiendo a tus comentarios y al de muchos de nuestros consumidores, nuestro portafolio ha evolucionado según sus preferencias para que escojas el sabor que más te gusta, de una manera sencilla.

Actualmente puedes encontrar que ofrecemos hasta 10 categorías de productos: agua, bebidas a base de té, bebidas con jugo de fruta, bebidas fortificadas, bebidas para deportistas, bebidas saborizadas, café, jugos y néctares, leche y refrescos; de las cuales cerca del 40% son bajas o sin calorías.

Por nuestro compromiso de ofrecer productos innovadores, recientemente presentamos Coca-Cola Sin Azúcar, que permite seguir disfrutando del sabor de Coca-Cola a través de este nuevo producto que, al igual que Coca-Cola Original, buscan acompañarte en los momentos especiales.

¡Sorprenderte para que elijas lo que te gusta!

Así que, respondiendo a la pregunta sobre: ¿qué tienen de parecido las dos variantes de Coca-Cola? La respuesta es que las dos son refrescantes, tienen un sabor espectacular y  te acompañan a donde sea para que las compartas con quien quieras.

¿Cómo saber cuál elegir? ¡Muy sencillo! Además de la presentación con el rojo que ha hecho de Coca-Cola una marca icónica, Coca-Cola Sin Azúcar se distingue por un cintillo negro en la parte superior de sus etiquetas y la opción de ser sin azúcar con el mismo sabor que ya conoces.

Las dos tienen la posibilidad de que en cualquier momento, ya sea una comida, una plática entre amigas, conciertos o un estreno de cine, siempre harán de cada vivencia una experiencia más especial.