Cuando llega el calor no hay nada que se nos antoje más que un helado. Además de ser delicioso, este alimento se ha vuelto un consentido de chicos y grandes porque es refrescante, esto lo hace el postre perfecto para disfrutar cuando la temperatura sube.

¿Qué otra excusa se necesita para ir por uno? Bueno, sí, hay una muy buena razón para comer helado y es que realmente puede hacerte feliz. ¡Científicamente comprobado!

Déjanos contarte que neurocientíficos del Instituto de Psiquiatría de Londres examinaron los cerebros de las personas a través de una resonancia magnética mientras comían helado de vainilla y encontraron un efecto inmediato.

Resulta que consumir helado detona la producción de serotonina, sí, es la hormona que controla nuestro humor y nuestra sensación de placer. Por lo que puede hacernos sentir más felices, ayudarnos a reducir el estrés y hasta mejorar nuestra calidad de sueño.

Una cucharada de helado activa el mismo centro cerebral de placer que se activa al ganar dinero o escuchar tu música favorita.

¿Ahora qué prefieres: helado o nieve?

Aquí los gustos de cada quien salen a relucir, así que no importa cuál es tu preferencia siempre habrá un sabor ideal para calmar ese antojo, animarte y hacerte sentir muy bien.

Aunque todos son muy refrescantes, las nieves tienen una textura distinta y una sensación de frescura extra, pues están hechas de agua (al igual que los helados de leche, se pueden preparar con frutas que les aportan sus nutrimentos -vitaminas y minerales-). Estos nos ayudan a hidratarnos rápidamente y son perfectos para consumir durante los días de calor o después de hacer una actividad física.

Por su parte, los helados de leche o yogur son fuente de proteína y calcio.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola tenemos el compromiso de ofrecerte opciones refrescantes para combatir el calor, así que además de aguas y bebidas bajas o sin calorías, también ponemos a tu disposición helados de diferentes sabores a través de Santa Clara.

Déjate conquistar por el sabor de un helado y siente sus efectos de frescura y felicidad esta temporada de calor.