Alrededor del 80% del consumo total de líquidos proviene del agua y las bebidas, (incluyendo las que contienen cafeína), mientras que el 20% restante proviene de los alimentos.

Beber agua es fundamental para nuestra salud, más de la mitad de la composición del cuerpo humano es agua, por lo que cada célula depende de ella, y constantemente la estamos usando y perdiendo, incluso mientras dormimos con cada respiración que exhalamos.

Al deshidratarnos podríamos sufrir distintos padecimientos: como que nuestro estado de ánimo se altere, disminución en nuestra concentración, nos cansemos más rápido y experimentamos dolores de cabeza, pero lo más notable es que el encargado de que funcionemos de forma correcta, mental y físicamente, resulta uno de los mayores afectados: nuestro cerebro.

Según el doctor Harris Lieberman, experto en efectos de la deshidratación, es que este órgano es extremadamente sensible, inclusive a los pequeños cambios en las cantidades de iones como el sodio y potasio, los cuales se encuentran en los líquidos del cuerpo, por consiguiente, al perderlos nuestra concentración mental podría verse perjudicada.

#ConectaMenteyCuerpo

Ciel sabe la importancia de mantener una mejor salud hidratando al cuerpo y al cerebro, así como los beneficios que puedes tener a largo plazo, por lo que te ofrece varias opciones para hidratarte con Ciel Purificada, Ciel Mineralizada y los distintos sabores de Ciel Exprim: limón con cáscara, jamaica reposada, mandarina con gajos y moras completas. Y es que al conectar mente y cuerpo las ventajas que podrías experimentar te sorprenderán, ya que te sentirás de mejor humor, tendrás más energía, pensarás más claramente, y esto sólo es el principio de la hidratación.  

Por eso, aquí te compartimos unos tips para que no olvides hidratarte constantemente:

  1. Ponte una meta. No, no tienes que tomar dos litros de agua al día, como decía el mito médico de hace muchos años. Para conocer cuánta agua deben consumir tú y tu familia, te compartimos la Gran Guía de Hidratación por etapas, que se divide en niños y adolescentes, adultos, mujeres en embarazo y lactancia y adultos mayores, que te permitirá aprender cuánto de este vital líquido es suficiente para ti.

  2. Cambia de sabor. Si eres de las personas a las que no les gusta tomar agua sola, siempre puedes optar por alguno de los cuatro sabores de Ciel Exprim para cubrir con la cantidad de líquidos que necesita tu cuerpo para sentirse bien.

  3. Usa una app para monitorear tu progreso. Con ellas podrás llevar la cuenta de la cantidad de líquidos que bebes, conocer tu nivel de hidratación a lo largo de día y tener constantes recordatorios.

  4. Lleva contigo una Ciel. Al cargar en todo momento tu botella de agua no habrá pretextos para no tomarla.

  5. Bebe una buen dosis en cada colación o entre comidas. Con esta práctica te sentirás revitalizado para seguir con todo tu jornada.

  6. Apóyate en los amigos. Hagan retos o competencias para estar motivados a tomar determinada cantidad de agua, ¡el que pierda, invita una ronda de bebidas para estar hidratados!

  7. Usa tu creatividad. ¿Qué tal si le añadimos fresas y unas gotas de limón a una Ciel Mineralizada? Ahora crea tú una bebida hidratante y refrescante.

  8. Dile sí a la variedad. Incluye verduras y frutas en las comidas, ya que aportan una gran cantidad de agua. Cocina alimentos con alto contenido de agua, como sopas, caldos y cremas o prepara gelatina como refrigerio y colación.

Como ves, el propósito es que el agua se convierta en parte esencial de tu vida para que, dentro de una dieta correcta y actividad física, te brinden el máximo bienestar. ¿Estás listo para hidratarte?