El yoga es conocido por brindar bienestar físico y promover una transformación mental y corporal de largo plazo. Pero, más allá de estos conocidos beneficios, también podría ser capaz de ayudarte a llevar una alimentación correcta.

Y es que, según la maestra de yoga, Ronly Blau, este ejercicio ocasiona que se tenga un aumento de conciencia y atención activa hacia lo que consumes, evitando que comas de más, además que la eliminación del estrés y de las emociones negativas ayudan a promover una sana digestión.

¡La relajación es la clave!

El-yoga-como-herramienta-para-comer-las-porciones-correctas2

Quienes practican la variante de la Ayurveda, aprenden que antes de comer es importante estar relajado, pues si te encuentras ansioso, tenso o triste, el sistema nervioso simpático activa un estímulo de alerta que le quita recursos energéticos al proceso digestivo.

Además, tal como lo señala Harvard Health Publications en su artículo ‘Yoga-Benefits beyond the mat’, los amantes de esta milenaria actividad suelen identificar mejor las sensaciones de hambre y de saciedad, lo que los lleva a tener una relación mucho más positiva con la comida.

Es por estas razones que el yoga puede ayudarnos a comer las porciones adecuadas, ya que con la mente en calma controlamos las emociones que nos hacen comer en exceso. Pero hay algo más: gracias a la conciencia aumentada que nos otorga la práctica del yoga, a la hora de los alimentos también apreciamos de una forma distinta cada bocado.

Ahora sí, ¡namasté y buen provecho!