Tras más de 90 años de permanencia en nuestro país, la Industria Mexicana de Coca-Cola sostiene el compromiso con el bienestar personal y social de los mexicanos a través de la promoción de la investigación, para mejorar la calidad de vida de los mexicanos. El ejemplo claro de ello es el vínculo que sostuvo con el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey,  mediante uno de sus socios embotelladores: Coca-Cola FEMSA para apoyar la construcción del Centro de Biotecnología FEMSA y fomentar la educación científica en México.

Suceso trascendente

El centro de enseñanza del futuro inició actividades hace 10 años dentro del Campus Tecnológico ubicado en Monterrey, Nuevo León, impulsado para generar conocimiento, con la visión de que la biotecnología es un área de enfoque estratégica para la sociedad y el país, así como en la formación de un impacto positivo en en el área de alimentos y bioingeniería.

El doctor Marco Antonio Rito Palomares, Director de este espacio, detalló que tan solo en los últimos tres años, en este lugar se desarrollaron cerca de 200 proyectos por año. “Derivadas de estas investigaciones generamos patentes y cabe señalar que durante los tres o cuatro años anteriores, el Tec fue la universidad número uno en solicitudes de patente en México, de las cuales, cerca del 42% provienen del Centro de Biotecnología FEMSA”.

Ciencia aplicada

Además, en los últimos 10 años, el Centro ha participado con sus desarrollos en el Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA) organizado por la Industria Mexicana de Coca-Cola y CONACyT. Tal es el caso de uno de los ganadores de la categoría Profesional en Tecnología de Alimentos de la edición 2016, es decir el trabajo científico creado en uno de los laboratorios biotecnológicos, junto con otro investigadores por el doctor Daniel Alberto Jacobo Velázquez.

Se trata del uso de estrés abiótico para incrementar el contenido de antioxidantes en vegetales de forma natural, sin transformarlos genéticamente. “Aplicamos el estrés simplemente rayando una zanahoria y lo dejamos almacenado en una incubadora para que la planta genere estrés y produzca compuestos que la defiendan contra el mismo proceso. Los compuestos generados tienen alta capacidad antioxidante, son antimicrobianos, poseen propiedades anticancerígenas, ayudan a prevenir diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares”, detalló para Coca-Cola Journey el biotecnólogo Jacobo Velázquez.

Es así que una vez que el vegetal produce estos compuestos, los investigadores lo deshidratan y muelen para obtener un polvo fino que se usa en la formulación de alimentos. Por ejemplo, con esta harina de zanahoria producen tortillas que por su consumo constante de seis piezas, alcanza a sustituir el 100% de la vitamina A, genera fibra dietética y ayuda al tratamiento de cáncer de colon y diabetes.

Daniel Alberto Jacobo Velázquez, ganador del Premio Nacional de Ciencia y Tecnología en Alimentos (PNCTA) 2016 en el Centro de Biotecnología FEMSA.

Actualmente el Centro de Biotecnología FEMSA posee un sistema de más de 200 personas, entre especialistas, profesores, posdoctores, alumnos de doctorado, de maestría y pregrado, todos ellos trabajando simultáneamente en diversos desarrollos biotecnológicos.

Además mantiene una sólida relación de colaboraciones, convenios y desarrollo de proyectos conjuntos con el Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), así como universidades de Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y Canadá.

Por su naturaleza de vinculación con la industria, el Centro de Biotecnología FEMSA se ha convertido en un referente nacional y latinoamericano y sin duda, al igual que la trascendencia del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos, donde este galardonado fue reconocido, es una muestra de nuestra contribución por generar conocimiento de ciencia y tecnología, sino también por el impacto que su trabajo generará en la sociedad.

Si deseas participar y ser parte de la edición 41 del PNCTA consulta la convocatoria aquí y sé parte del desarrollo científico de México.