Tras ver carteles de la convocatoria del Premio de Investigación de Biomedicina Dr. Rubén Lisker en el Departamento de Bioquímica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN, y al ser animado por sus compañeros, el Dr. Edgar Morales Ríos decidió postularse para el mismo, sin imaginar que resultaría ganador de este reconocimiento.

Con su proyecto, “Diseño de fármacos antivirales de nueva generación, inhibición del transporte viral mediado por la dineína”, obtuvo el reconocimiento de la tercera edición de este galardón otorgado por el CONACYT, la Industria Mexicana de Coca-Cola y el Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar de Coca-Cola de México.

Dicha investigación busca encontrar un compuesto que evite la transportación molecular de los virus, a través de la dineína –una de las principales proteínas motoras del cuerpo–,  para evitar una infección viral.

En Coca-Cola Journey platicamos con el Dr. Morales Ríos, joven investigador que definitivamente está haciendo la diferencia a través de su trabajo científico.

¿Cómo fue tu proceso académico para empezar a desarrollar esta investigación?

“Hice la maestría y el doctorado en ciencias bioquímicas en la UNAM, en la Facultad de Química, después me fui a hacer un posdoctorado en la ciudad de Cambridge con el doctor John Walker –que fue premio Nobel en Química en 1997–, y estuve con él 3 años y medio. Al terminar, me ofrecieron un nuevo postdoctorado en la misma ciudad, pero en otro laboratorio, con el doctor Andrew Carter, con quien inicié este proyecto”.

¿Cuáles podrían ser las aplicaciones prácticas de este proyecto para la sociedad?

“Lo que proponemos es iniciar la investigación básica, que en algún momento se va a tornar clínica. Con una patente, diseñaremos fármacos con los cuales queremos inhibir la interacción entre nuestra proteína de estudio con los virus, lo que teóricamente daría como resultado evitar la reproducción de los virus, así como la infección viral en humanos”.

¿Cómo crees que este tipo de reconocimientos puedan ayudar a impulsar la ciencia en México?

“Creo que ayudan bastante, porque para nosotros como investigadores, y más siendo jóvenes, es muy complicado conseguir apoyos económicos, entonces creo que este tipo de incentivos son muy buenos para iniciar proyectos”

¿En qué vas a invertir el apoyo económico del Premio Dr. Rubén Lisker?

“En este caso voy a comprar equipo para iniciar nuestro laboratorio y arrancar con la siguiente etapa de la investigación, por lo que este donativo es fundamental para la realización del proyecto”.

¿Cómo ves a México en relación a otros países en el terreno de la ciencia?

“En el área de la teoría y en cómo se manejan los equipos, nosotros podemos competir fácilmente con un doctorado en la Ciudad de México, o en cualquier parte de la República, con investigadores del extranjero. El problema es que la ciencia en nuestro país tiene muy poco apoyo, lo que puede evitar que compitamos equitativamente con ellos”.

Personalmente, ¿qué significa este reconocimiento para ti?

“Es un gran honor, significa mucha felicidad y una gran sorpresa porque yo no pensaba poder ganarlo, pues al platicar con otros investigadores que aplicaron para este premio, noté que tenían investigaciones con un enfoque más clínico, a diferencia de la mía. Así que fue una grata sorpresa ser seleccionado como ganador”.

¿Qué le podrías aconsejar a los jóvenes investigadores que deseen seguir tu camino?

“Sólo podría decirles que no desistan, que sigan con sus esfuerzos y busquen apoyos tanto en el país como en el extranjero para hacer investigaciones en conjunto”

Es de esta manera que en la Industria Mexicana de Coca-Cola, se apoya la labor de los científicos de este país a través de reconocimientos como el Premio de Investigación en Biomedicina Dr. Rubén Lisker, buscando un beneficio común para la sociedad.