La dirección hacia la que James Quincey, CEO de The Coca-Cola Company, desea llevar a la Compañía es clara: “Tenemos que ser audaces y rápidos”.

Así lo declaró en una reciente entrevista para el periódico alemán ‘Welt am Sonntag’, en donde dejó ver su visión de lo que viene para nuestra empresa: “Estoy fomentando una cultura de tomar riesgos y perseguir nuevos enfoques. No espero que las cosas sean perfectas”, afirmó.

En esa reveladora entrevista, Quincey compartió que imagina un portafolio de productos "radicalmente diferente" en el futuro, con miras a ofrecerle al consumidor cada vez más opciones que vayan de acuerdo a su estilo de vida.

“Hemos pasado 100 años vendiendo Coca-Cola en la misma icónica botella de vidrio y hoy más de 500 marcas distintas son parte de nuestra cartera global de productos. Quien quiera tener éxito en este negocio necesita un portafolio amplio y comercialmente atractivo de marcas fuertes. En el futuro, la compañía será más grande que la marca”, afirmó quien asumió el cargo de presidente y director de operaciones de la empresa en mayo pasado.

Por tal motivo estamos comprometidos a ser una Compañía total de bebidas, para cubrir tus necesidades.

“Queremos ofrecerle al consumidor diferentes opciones de nuestro portafolio para cada momento. Por eso continuamente lanzamos productos innovadores”, expuso.

Esfuerzo continuo

Así mismo, en la entrevista, James Quincey habló sobre la importancia que tiene, para The Coca-Cola Company, la búsqueda del balance entre satisfacción y bienestar del consumidor.

“Apoyamos a la Organización Mundial de la Salud en su recomendación de limitar el consumo diario de azúcares añadidos a un máximo del 10% de la ingesta total de energía. Esto requiere un gran esfuerzo. Estamos adaptando las recetas de nuestras bebidas, incrementando la oferta de envases más pequeños, así como dando información nutrimental clara a los consumidores”, reveló Quincey.

Finalmente, con una visión clara, James considera que uno de los valores más importantes para lograr el éxito en la actualidad radica en atreverse a cometer errores en pro de aumentar la rapidez de la capacidad de respuesta en el mundo de los negocios.

“Tienes que ser consistente. Para mí esto significa dejar claro que no debemos invertir demasiado tiempo y energía en hacer las cosas perfectas. En este nuevo mundo, necesitamos obtener rápidamente una versión 1.0 de la cual aprendemos. Si algo no funciona, lo detenemos y, si es bueno, aunque no perfecto, probamos una versión 2.0 y luego la 3.0. Entonces escalamos lo que sea exitoso. Debemos ser audaces y rápidos, tenemos que ejecutar y actuar”, puntualizó.

NOTA: Esta entrevista fue publicada en el periódico alemán ‘Welt am Sonntag’ el 2 de julio de 2017. Coca-Cola Journey Global publicó una versión traducida y editada de la conversación con James Quincey, con la autorización expresa del diario, la cual retomamos para la realización de esta nota.