Los liderazgos de la Compañía se están renovando. Este año, James Quincey se convirtió en el CEO de The Coca-Cola Company, mientras que Manuel Arroyo toma el cargo de Presidente de Coca-Cola México para dar continuidad al excelente trabajo que se realizó bajo el mando de Francisco Crespo.

Arroyo es de origen español y cuenta con más de 30 años de experiencia en equipos de liderazgo gerencial, además de que ha ocupado puestos de alta jerarquía en diversas compañías. Por más de 2 décadas ha trabajado para The Coca-Cola Company, se unió al equipo de marketing de España como Gerente de Marca para Nestea y Acuarius, luego el de Coca-Cola y Coca-Cola Sin Cafeína, más adelante viajó a Atlanta para, desde ahí, liderar la primera estrategia global de la Compañía relacionada con el agua y, finalmente, fue designado Presidente de la firma para distintas unidades de negocio en Europa y Asia.

Ahora, a partir del 1 de julio Arroyo toma el liderazgo de Coca-Cola México e inaugura una nueva era para esta unidad de negocio clave para el Sistema Coca-Cola.

A propósito de su incorporación, Francisco Crespo, quien ahora se convierte en Chief Growth Officer de la Compañía, comentó: “Estoy seguro que su talento y experiencia serán clave para dar continuidad a nuestros compromisos y contribuir al desarrollo y bienestar de los mexicanos, así como el crecimiento sustentable de nuestro negocio en el país”.

En la Industria Mexicana de Coca-Cola estamos listos para trabajar en equipo con Manuel para ofrecer a nuestros consumidores un portafolio de productos adecuados para distintos estilos de vida saludable, los cuales van desde agua, hasta bebidas bajas o sin calorías.

¡Bienvenido Manuel Arroyo!