Somos una industria que comenzó a operar en el país hace más de 90 años y, desde entonces, estamos comprometidos con el bienestar de las comunidades a las que servimos. Por eso llevamos a cabo iniciativas y programas que benefician a distintos sectores de la sociedad.

¿Cómo? En 2016, mantuvimos más de 97,000 empleos directos y un millón de indirectos, lo que convierte a la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) uno de los mayores empleadores de México pues, para atender a nuestros más de 1.4 millones de clientes (desde las tienditas de la esquina, hasta los grandes almacenes, pasando por los restaurantes y cines) requerimos de muchos colaboradores para que operen de manera óptima las 67 plantas embotelladoras, 363 centros de distribución, 53 plantas de tratamiento de aguas residuales y 29,000 vehículos (de fleteo, distribución y operación) que recorren 13,000 rutas de reparto. Es por eso que nuestro portafolio de productos llega a todo México.

Pero no únicamente trabajamos duro, también invertimos más de 17,500 millones de pesos en México, para fortalecer al Sistema Coca-Cola (Arca Continental, Bebidas Refrescantes de Nogales, Bepensa, Coca-Cola FEMSA, Corporación del Fuerte, Corporación RICA, Embotelladora de Colima, Embotelladora del Nayar, Santa Clara y Jugos del Valle) e innovar  vía el Centro de Investigación y Desarrollo -cuya edificación costó 340 millones de pesos-. Es por ello que nuestra aportación a la economía representa el 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

Además de ofrecer diversas opciones de productos en porciones variadas, adecuadas para diferentes estilos de vida, y de impulsar acciones que favorecen al bienestar integral, también trabajamos en favor del desarrollo económico de nuestro país.